«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
La subvención superó los 295.000 euros y se adjudicó en régimen de no concurrencia

El separatismo sufragó una campaña promocional con Guardiola con dinero público

El entrenador del Manchester City, Pep Guardiola. Europa Press

El desvío de fondos públicos de la Generalidad de Cataluña a diversas plataformas y partidos separatistas no es novedad. Desde que Artur Mas liderara una coalición de partidos en 2015, los tentáculos del separatismo se han ido extendiendo hasta afectar a Pep Guardiola. El entrenador de fútbol, conocido también por sus pronunciamientos políticos, ha sido mencionado en uno de los últimos informes policiales del caso Voloh.

Su implicación en el fraude económico del separatismo se remonta a 2015. Fue aquel año cuando la Generalidad, a través del Consejo Catalán de Deportes, subvencionó a la Plataforma Pro Selecciones Deportivas Catalanas. El entonces presidente del órgano deportivo en Cataluña, Gerard Figueras, que ya había sido líder de las juventudes de Convergència, firmó un convenio con la plataforma separatista.

La subvención superó los 295.000 euros y se adjudicó en régimen de no concurrencia, tal y como recoge el informe policial, a pesar de que otras asociaciones y plataformas podrían optar al convenio al reunir todos los requisitos necesarios. Tras los registros y detenciones ordenados por el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, el Instituto Armado ha descubierto que al menos 52.325 euros fueron desviados para pagar un vídeo separatista que contaba con la aparición estrella de Pep Guardiola.

En el vídeo aparecían, «entre otros, el exfutbolista y actual entrenador de fútbol Josep Guardiola, candidato político en aquellas elecciones —en las listas de Junts pel Sí—, y en el que se defendía un determinado posicionamiento político y no deportivo financiado con fondos públicos», tal y como recoge el documento de la instrucción. El vídeo, difundido apenas unos días antes de las elecciones autonómicas del 27 de septiembre de 2015, utilizó como principal eslogan la palabra catalana «Guanyarem».

Ese eslogan se repitió durante toda la campaña electoral y articuló el mensaje fundamental de Junts pel Sí. Sin embargo, no sólo lo pronunció Pep Guardiola, puesto que otros deportistas participaron en la campaña en favor del separatismo, regada con dinero de todos los catalanes. Joan Ramon Vallvé y Xavier Torres, ambos periodistas de TV3, cobraron más de 35.000 euros por gestionar las apariciones de otros futbolistas. Y a ellos se sumó en el trabajo de «prensa y comunicación corporativa» el periodista Bernat Monzó, que también facturó 8.653 euros.

En el entramado fraudulento también participó Digital Lidera Comunicació SL, administrada por la exdiputada de ERC Marina LLansana —que cobró 8.228 euros— y el medio separatista Racó Catalá —recibió 2.105 euros—. A su campaña se sumaron los rostros de Carles Puyol, Xavi Hernández o el futbolista Bojan Krkic, todos ellos acompañados del logotipo de Guanyarem. Otros de los rostros conocidos como el futbolista Raúl Tamudo, el tenista Álex Corretja o el piloto Marc Coma denunciaron su aparición en el vídeo como una «estafa». Los deportistas comprobaron que el discurso del vídeo no era deportivo sino puramente ideológico.

+ en
.
Fondo newsletter