«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Causó daños por valor de más de 3.000 euros

La Policía detiene en Granada a un inmigrante ilegal maliense que destrozó una consulta médica y atacó a los médicos que le atendieron

Agente de la Policía Nacional. Europa Press

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un inmigrante ilegal de 25 años, de nacionalidad maliense y con numerosos antecedentes policiales, como presunto autor de ocasionar, de manera intencionada, numerosos daños en el mobiliario e instalaciones de un centro de salud de la capital. El detenido también atentó contra los médicos que le atendieron, que huyeron del lugar temiendo por su integridad física.

Los hechos, según la información policial consultada por LA GACETA, se remontan al pasado viernes, cuando alrededor de las siete de la tarde, los agentes de la Policía Nacional comisionados en la Sala 091, recibieron una llamada que alertaba de un grave alercado en un centro de salud del distrito centro de Granada.

Según comunicó el personal sanitario que alertó de los hechos, un paciente de origen subsahariano había acudido al servicio de urgencias por varios cortes en una mano y cuando comenzó a recibir atención médica por las heridas que presentaba, «comenzó a comportarse de manera muy agresiva llegando a fracturar el mobiliario de dicho servicio» llegando «a manchar con su propia sangre las paredes del inmueble».

La mencionada situación provocó la huida de todo el personal sanitario, quienes salieron a la calle temiendo por su integridad física. Como consecuencia de todo ello, el servicio de urgencias quedó paralizado momentáneamente con el consiguiente perjuicio ocasionado a los pacientes que esperaban o estaban siendo asistidos.

Localizado y detenido en otro servicio de urgencias

Tras el desplazamiento de los agentes con carácter de urgencia al centro de salud, pudieron constarar todos los hechos denunciados, observando cómo el sospechoso «llegó a arrancar de sus anclajes una de las puertas del centro de salud» y arrojó al suelo el equipo informático y todo el mobiliario de la consulta donde había sido asistido.

Una vez tomada declaración a los testigos se activó un dispositivo de localización del denunciado por toda la zona centro de Granada, siendo finalmente localizado en torno a las nueve y media de la noche en otro centro sanitario situado en el distrito Norte de la ciudad, hasta donde se había dirigido para ser nuevamente asistido.

Un responsable del centro de salud donde tuvieron lugar los hechos violentos denunciados, prestó declaración sobre lo ocurrido, realizando una primera estimación del valor de los daños provocados que ascienden a unos 3.000 euros.

El detenido, de nacionalidad maliense y 25 años de edad, se encuentra residiendo ilegalmente en España, cuenta con múltiples antecedentes por hechos delictivos de diferente naturaleza y fue puesto a disposición de la autoridad judicial por un delito de atentado, previsto en los artículos 550.1 y 2 y 551 del Código Penal, y otro delito de daños, por la destrucción de gran parte del mobiliario y material que había en la consulta en la que fue inicialmente atendido.

+ en
.
Fondo newsletter