«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
LAS CONVERSACIONES SE ESTABAN PRODUCIENDO DESDENO NOVIEMBRE

La ruptura de Podemos y Sumar en el Congreso volatiliza la opción de un pacto en Galicia

La portavoz de Sumar en el Congreso, Marta Lois. Europa Press.
La portavoz de Sumar en el Congreso, Marta Lois. Europa Press.

Fueron unos 15 minutos los que separaron la fijación de una cita a tres bandas para negociar una coalición en Galicia —Sumar, Podemos y EU-IU— y que un posible pacto saltase por los aires sin posibilidad de recomposición. Poco antes de las 17,00 horas, y tras avanzarlo Pablo Iglesias en su canal televisivo, los cinco diputados de Podemos del grupo que lidera Yolanda Díaz anunciaron que se escindían al Grupo Mixto de la Cámara Baja, lo que provocó en menos de una hora que Sumar Galicia anunciase que paralizaba temporalmente las conversaciones.

En los corrillos madrileños, Sumar quiso rebajar la tensión manteniendo la puerta abierta a la organización morada, un mensaje que también matizaron las fuentes de la formación en Galicia al poco tiempo de la primera reacción, lo cual fue confirmado posteriormente en un mensaje en las redes sociales del portavoz, Paulo Carlos López, en el que apelaba al «bien superior» de «generar una alternativa al gobierno del PP».

«Queremos saber si Podemos Galicia quiere construir Sumar Galicia con nosotros o no. Queremos garantías y un pronunciamiento público o privado de que existe voluntad de trabajar todas en la misma dirección», dijeron las fuentes de Sumar Galicia.

Luego, en su red social de X, Paulo Carlos López afirmó que «en @sumargalicia cogen todas las personas progresistas, feministas y ecologistas que piensen en clave gallega», señala en ese mismo mensaje, en el que agrega que están «las puertas abiertas y mano tendida al diálogo».

En este sentido, se pronunció el jueves a preguntas de los medios, apelando directamente a personas más allá de los partidos políticos. «Seguimos en el mismo sitio, diálogo entre las personas y los colectivos que se sientan interpelados para construir Sumar Galicia», declaró el pasado jueves Paulo Carlos López, tras haberse paralizado las conversaciones.

Esta situación, de facto, implicaría que Podemos Galicia rompiese con su dirección estatal, una reprobación a su dirección por romper la unidad del grupo en el Congreso que no está en los planes de la organización morada en Galicia.

Así las cosas, los acontecimientos se precipitaron el martes por la tarde tras iniciarse los contactos en noviembre para explorar una coalición, en el marco de los cuales Podemos Galicia puso encima de la mesa una propuesta de coalición igualitaria a tres bandas que Sumar rechazó en los términos expuestos.

Sin embargo, durante el mes de noviembre los canales han estado abiertos y, a principios de diciembre, se fijó un segundo encuentro a tres bandas para este domingo 11 de diciembre, en este caso a petición de Izquierda Unida, después de que tanto la formación que coordina Eva Solla como la que encabeza Borja San Ramón urgiesen cerrar una coalición tras la constitución de Sumar Galicia.

Aunque en Euskadi se mantienen las conversaciones, lo sucedido en la Cámara Baja hizo saltar por los aires el diálogo en el territorio de donde es originaria Yolanda Díaz y, aunque a algunas partes les cuesta pronunciar la palabra «roto», el diálogo y confianza están de facto quebrados y con difícil recomposición.

Ese diálogo a tres bandas se quedó en una conversación bilateral, ya que la organización morada no participó, algo que atribuyen —según fuentes de la formación morada— a un «veto» de la formación de Díaz tras confirmarse esta cita el martes y, unos 15 minutos después, romperse el grupo. De hecho, fue así comunicado cuando se trató de ratificar la reunión.

Por su parte, EU-IU, según las fuentes consultadas, mantiene su apuesta por una coalición a tres bandas, reeditando el pacto para las generales, como ya defendieron sus órganos de dirección. Por tanto, de no ser posible esta fórmula y ante la complejidad de que se reconduzca, la dirección de IU-EU volverá a someter a consulta el destino que tomará.

En este sentido, aunque EU-IU tenía muy avanzado el diálogo con Podemos Galicia para una coalición a la espera de la constitución de Sumar Galicia —que no se efectivizó hasta después de la investidura—, tendrá que tomar una decisión si la ruptura es definitiva, con el peso de que sí tiene un ministerio en el gobierno de Pedro Sánchez.

Y en este escenario, Podemos Galicia se abre a diseñar posibles escenarios alternativos si persisten las diferencias. «Seguimos manteniendo la puerta abierta, pero empezaremos a preparar el escenario B y C», han dicho fuentes de esta formación.

Paralelamente, con un par de semanas de retraso, Sumar Galicia tiene todavía pendiente de presentar su comisión promotora, de la que ya se conocen nombres como el del ex alcalde de Ferrol Jorge Suárez y el catedrático y vicesecretario de la Academia Galega Henrique, además del propio portavoz; las diputadas gallegas de Sumar —Marta Lois y Verónica Martínez Barbero—, los asesores del Ministerio de Trabajo Manolo Lago (ex diputado también en el Parlamento) y José Manuel Sande (ex senador y ex concejal de Marea Atlántica); el ex secretario general de CC OO en Galicia, Ramón Sarmiento Solla; la responsable de LGTBI de UGT-Galicia, Laura García Parada; y la delegada sindical de la CIG y activista del movimiento feminista, Rocío Núñez Rúa (próxima a Marta Lois y que ya participó en la campaña de las generales).

Y de forma paralela, la vicepresidenta segunda del Gobierno y líder de Sumar, Yolanda Díaz, ha estado durante los días festivos del puente en Galicia en un viaje de carácter privado, aunque en el que aprovechó para supervisar la situación de su partido.

Después de que hace un par de semanas ella misma comprobase la evolución de la constitución de Sumar Galicia aprovechando una visita a Vigo para la presentación de un libro, en donde anunció la incorporación del ex senador (también a su gabinete del ministerio) José Manuel Sande; su presencia estos días pasados también sirvió para avanzar en los contactos en la candidatura de Sumar, que sigue sin persona candidata para encabezar la lista para las autonómicas y en la que quiere incorporar a todo el espacio que se quedó fuera de candidaturas y que formó parte de las mareas (incluida Anova, que pidió el voto para el BNG en las generales pasadas).

Y como otro escenario, en sendas comparecencias este lunes, Sumar y Podemos han mostrado pleno apoyo a sus direcciones autonómicas en Galicia respecto a las decisiones que adopten de cara a las futuras elecciones en esta comunidad, en plena tensión en las negociaciones que se mantienen sobre una eventual coalición.

En rueda de prensa el portavoz de Sumar, Ernest Urtasun, ha manifestado que respecto a las candidaturas y coaliciones en Galicia y la comunidad autónoma vasca y a sus compañeros en ambos territorios, que tienen «plena autonomía» para decidir. Así, ha dicho que no será Madrid quien avance futuros desenlaces, por «respeto» precisamente a los procesos que se articulan en los territorios.

«Nuestros compañeros y compañeras de Galicia tienen plena autonomía y soberanía para decir sus pactos, sus candidaturas. Por lo tanto, les tocará a ellos decidir», ha insistido durante su comparecencia.

Por su parte, la coportavoz estatal de Podemos, Isa Serra, ha reivindicado también que sobre las elecciones en Galicia y la comunidad autónoma vasca quien tiene el peso son las direcciones a nivel autonómico, que buscan fórmulas para conseguir «candidaturas amplias» que permitan conseguir gobiernos de izquierda. Y en este sentido, ha asegurado que trabajan también con «plena autonomía».

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter