«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
MUCHAS DE ELLAS DEBIDO A LA EDAD

Los ataques a Ramón Tamames por ser el candidato a la moción de censura

El economista Ramón Tamames. Europa Press

Desde que el nombre de Ramón Tamames apareciera en los medios de comunicación, a principios de febrero, como posible candidato de la moción de censura contra Pedro Sánchez que anunció VOX, los ataques que el afamado economista ha recibido han sido continuos y desde todos los flancos. La máquina trituradora mediática y política se ha lanzado en tromba contra él ―por supuesto, también contra la formación de Abascal―, ridiculizándole, en no pocas ocasiones, debido a su edad.

Una de las figuras políticas que despreció la iniciativa de VOX debido a la edad del candidato fue el expresidente del Gobierno José María Aznar, quien dijo en una conferencia hace unos días que Tamames «es una persona de larga trayectoria, muy inteligente, pero tiene 90 años». «España no está para este tipo de cosas, tenemos que tomarnos el país en serio», afirmó el exmandatario del Partido Popular.

El actual líder del PP, Alberto Núñez Feijoo, lo hizo con mayor disimulo. «Si fueras mi padre, no te dejaría hacer esto», le dijo, según publicaron varios medios, tratando de convencerle para que declinara la oferta de Abascal.

Uno de los altavoces mediáticos de los populares, La Razón, señaló en un editorial que desde Génova se veía como una «extravagancia» una moción que «no tiene por dónde cogerse». En el mismo diario, uno de los ídolos de la derecha boomer, Vicente Vallés, etiquetó también de «extravagante» la moción de censura que capitaneará Tamames. «Demasiada adolescencia», escribió.

El flamante director de opinión del ABC, Diego Garrocho, calificó la iniciativa como «freakshow», «propuesta exótica» y «la enésima entrega de una teatralidad que empieza a rebasar la linde de la caricatura»; acusó a los miembros de VOX de protagonizar devaneos «folcloristas» y tildó a Tamames de «hombre de edad».

En elDiario calificaron la elección de «ocurrencia»; en La Sexta, según recogió El Confidencial, Enric Juliana dijo que Tamames iba a hacer «el payaso en la tribuna del Congreso»; «el último chaquetero», le llamó El Periódico. Una columna de La Voz de Galicia describió la moción como «bufonada», «gansada», de «farsa más propia del humorismo». «La trayectoria intelectual de Tamames no merecía este final. Indecente. Incomprensible e incoherente con su trayectoria democrática y antifranquista. Es el tonto útil que va a utilizar el facherío», pudo leerse en el diario gallego.

El Nacional calificó la moción de censura con Tamames como presidente de «extravagancia» y «ridículo». En la sección de opinión del Diario de Cádiz tildaron la iniciativa como «esperpéntica». «Tamames entraría en la Moncloa para liderar no un Gobierno Frankenstein, como dicen que es el actual, sino un Gobierno Momia», dijo un columnista de La Verdad de Murcia. En la sección de opinión de Noticias de Navarra, un sujeto también llamó «momia» al economista, que serviría de «tonto útil» y describió la moción como un «esperpento».

Félix Madero, desde su tribuna en Voz Pópuli, dijo que la moción con Tamames como candidato era una «pantomima», «una verdadera farsa», que VOX no tiene miedo al «ridículo y la extravagancia». Además, insultó al economista diciendo que es un «abuelete cascarrabias cercano a los 90 años» y diciendo que «por mucho que se tiña el pelo de rubio, los casi noventa años no se los quita nadie».

+ en
.
Fondo newsletter