«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
«No me hagas hablar, porque voy a decir cosas muy feas, así que prefiero callarme»

Los vecinos de Lanzarote muestran su hartazgo con la llegada de menas a la isla: «Muchos vienen a delinquir»

52 inmigrantes rescatados a bordo de un cayuco cerca de El Hierro - EP

El pasado sábado, varios centenares de personas salieron a la calle en las principales ciudades canarias para protestar en contra de la llegada de inmigración irregular y menas en el archipiélago, que en lo que va de año ya ha recibido más de 19.000 inmigrantes en sus costas.

En La Vegueta (Lanzarote), una residente de mediana edad ha compartido al diario El Debate su experiencia al tomar la guagua y ha mencionado problemas cuando los menores salían del albergue en La Santa. Aclara que estos incidentes suelen ocurrir entre ellos mismos y, a pesar de ello, generalmente conviven bien con los demás.

La mayoría de los habitantes de la isla están a favor de redistribuir a los menores no acompañados a otras comunidades autónomas y solicitan ayuda al Gobierno. Consideran esta medida esencial tanto para ellos como para la tranquilidad de los residentes, aunque temen que la misma situación se repita en otros lugares. Reconocen que, aunque algunos de estos jóvenes buscan un futuro mejor, no todos tienen las mismas intenciones.

Otra joven, mientras espera el autobús, describe la situación como complicada porque, a su juicio, es necesario acoger a estas personas. Sin embargo, expresa temor al salir sola, ya que algunos de estos jóvenes se dedican a delinquir. Relata que a familiares suyos en Puerto del Carmen les intentaron robar, acompañando el acto con insultos en su idioma, lo que resulta intimidante porque siempre se desplazan en grupo.

Cuando se pregunta a otros residentes sobre la situación de emergencia social en la isla, muchos prefieren no comentar. «No me hagas hablar, porque voy a decir cosas muy feas, así que prefiero callarme», añade uno de ellos mostrando un gran hartazgo con la situación de descontrol e inseguridad que sufren las islas.

+ en
.
Fondo newsletter