«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
FALTA POR CONFIRMAR SI EL MENÚ POSTERIOR SE PAGÓ CON FONDOS PÚBLICOS

Moncloa pagó 1.200 euros de dinero público por una fiesta privada de Sánchez en un bar de Granada

Pedro Sánchez gastó 1.200 euros de dinero público para pagarse una fiesta privada con músicos afines el pasado viernes 6 de octubre en Granada. Así consta en una resolución de Transparencia a la que ha tenido acceso en exclusiva el periodista Marcos Ondarra, de The Objective. Sánchez acudió a Lemon Rock, una conocida sala de conciertos tras participar en la cumbre de la UE, y se hizo fotos con cantantes como Miguel Ríos o el grupo Los Planetas. El líder del PSOE lo compartió todo en sus redes sociales aunque sin aclarar en ningún momento que su fiestón privado corría a cuenta de todos los contribuyentes.

Sánchez compartía las fotos en las que se le puede ver sintiéndose el centro de la fiesta junto al siguiente mensaje en X (Twitter): «Qué ambientazo en la sala Lemon de Granada. La música de muchos de los que están aquí me ha acompañado toda la vida. Y además he descubierto nuevos grupos que, desde ya, pasan a mi ‘playlist’. Un lujo y una noche espectacular».

Tras la pregunta de The Objective, Presidencia del Gobierno se vio obligada a reconocer que abonó una factura de 1.215 euros por «la organización de un encuentro musical en la Sala Lemon Rock» el día 6 de octubre de 2023. Los fondos salieron del programa presupuestario 912M.

El objetivo del programa 912M es, en teoría, es «la asistencia política y técnica al Presidente del Gobierno, en colaboración directa con los distintos Departamentos Ministeriales, al objeto de facilitar la dirección y coordinación de la acción del Gobierno», y financiar el Alto Comisionado para la lucha contra la pobreza infantil o el Alto Comisionado para España Nación Emprendedora. Algo que, a todas luces, no se cumple, ya que ir a conciertos no es ninguna acción del Gobierno.

El programa contempla partidas para cumbres, consejos de la Unión Europea, viajes oficiales, visitas a jefes de Estado y conferencias internacionales, algo que tampoco es el caso.

Tras su baño de masas entre cantantes que le gustan, Pedro Sánchez asistió con su mujer, Begoña Gómez, y otras ocho personas al Restaurante Damasqueros donde probaron el menú degustación compuesto por croqueta de pulpo seco de Motril, volaíllo con pepino y hierbabuena, tartar de cerdo San Pascual de Dúrcal, crema de naranja con caballa y gazpachuelo con quisquilla de Motril, mollejitas de ternera con boniato y espinacas esparragás, bacalao con pimiento y velouté, bocado de jabalí, y postre de guayaba y melocotón. El precio de cada menú es de 65 euros.

+ en
.
Fondo newsletter