'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Musulmanas defienden el velo y cargan contra la 'cultura patriarcal' española

El feminismo radical ataca a los católicos y a la Iglesia mientras calla la misoginia estructural del Islam.


Decenas de mujeres musulmanas reivindicaron el velo en las manifestaciones feministas por toda España por el Día de la Mujer.
Aseguran que la prenda, considerada símbolo de opresión, es «liberadora» y un «derecho», y que el machismo es algo «propio de países y culturales patriarcales, y no tiene nada que ver con la religión».
«Estamos todas unidas ante este fenómeno porque la lucha feminista es la lucha por la igualdad de oportunidades y derechos para todas las mujeres seamos de donde seamos», dijo Mariam Barouni, presidenta del centro islámico de Valencia, en declaraciones a La Sexta, mientras sus compañeras gritaban «de tonta no tengo un velo» o «estoy hasta el velo del machismo».
El Centro Cultural Islámico de Madrid ya aseveró que el velo «no es una carga impuesta a las mujeres musulmanas, que eligen usarlo en base a decisiones personales e independientes».
Al mismo tiempo, mujeres valientes -se jugaban la cárcel y agresiones físicas- cantaban sin velo en un el metro de Teherán en señal de protesta.


Una de sus compañeras -que se convirtió en símbolo de las manifestaciones contra el Gobierno iraní- ha sido condenada a dos años de prisión por su «forma de actuar», según informó el fiscal general, Abbas Yafari Dolatabadi, que manifestó que el gesto de quitarse el velo «incita a la corrupción moral».

No protestan en mezquitas

Los colectivos feministas organizadores de la huelga señalaron que su «grito» es «transfronterizo y transcultural», pero no dedicaron ni un párrafo en 23 páginas a censurar la misoginia estructural del Islam, que defiende la superioridad absoluta del varón sobre ellas.
En la jornada, se multiplicaron las pintadas a favor del aborto libre y gratuito en las fachadas de las iglesias, y los lemas contra los católicos -«¡saca tu rosario de mis ovarios!» y contra los obispos -como José Ignacio Munilla- que se han atrevido a hacer frente a la ideología de género, pero no hubo ni una sola protesta ante mezquitas o ante las embajadas de Irán o Arabia Saudí, países en los que la mujer juega un papel muy secundario en la sociedad.
Leer más…
La politizada huelga feminista y la moraleja para la ‘derechita’

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter