'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

No a la UE y a la inmigración… El programa de la nueva coalición italiana

La alianza se acerca con su discurso y con sus primeras propuestas al mensaje de la derecha alternativa en toda Europa: menos Europa, menos inmigración y más derechos para los italianos.


 

Nueva coalición de derecha en Europa. Italia se enfrenta este 4 de marzo a unas elecciones legislativas que pueden marcar un punto y aparte en la política en el país. Y no sólo por el relevo ideológico que se vivirá en el Palazzo Chigi (La Moncloa italiana) sino por el programa que las cuatro formaciones quieren llevar a cabo y que supondrá un profundo cambio no sólo de políticas sino en sus relaciones con la Unión Europea.

Los representantes de tres de las cuatro formaciones, -Silvio Berlusconi de Forza Italia, Matteo Salvini de Liga y Giorgia Meloni de Fratelli d´Italia-, decidieron reunirse en el domicilio del magnate de la televisión en Arcore. Una reunión que duró más de cuatro horas y en la que se fraguó la alianza a nivel nacional después del éxito cosechado en Sicilia el pasado noviembre cuando recuperaron uno de los principales bastiones de la derecha en el país.

Con respecto al programa sólo acordaron poner fin a la ley de las pensiones ‘Fornero’ como primera medida del futuro, y por el momento, hipotético gobierno. Una iniciativa que fue planteada por el representante de Liga y que fue anunciada por su partido como uno de los primeros logros del partido en esta nueva etapa.

Precisamente será en la sede de Liga en la que los representantes se volverán a encontrar para empezar a redactar un programa propio de la coalición. Sin embargo ya empiezan a conocerse cuáles serán los puntos de convergencia entre los partidos.

Las reticencias con la Unión Europea

A no ser que se produzca una sorpresa de última hora, una de las líneas centrales del programa será la que ha marcado precisamente las elecciones en toda Europa en 2017. La coalición, integrada por una formación considerada de derecha alternativa y aliada con partidos como el Frente Nacional, el FPÖ austríaco, o el PVV holandés, abogará por una redefinición en las relaciones entre Italia y la macroinstitución.

En multitud de ocasiones, Matteo Salvini, se ha posicionado del lado de Marine Le Pen y ha abogado por la desintegración de la Unión Europea. Tanto es así que el representante de Liga siempre ha señalado que el Gobierno tiene que priorizar los intereses de los italianos y frenar las injerencias de Europa en cuestiones que deberían ser únicamente de competencia nacional. Por ello, aboga como el resto de los representantes de la cumbre de Coblenza y de Praga por una ‘unión de naciones’. Pero Salvini no es el único que cuestiona el funcionamiento de la UE dentro de la coalición.

Para el partido de Berlusconi, la institución necesita un cambio profundo para convertirse en la «Europa del pueblo» mientras que la formación de Meloni insiste en la falta de legitimidad de Bruselas y en lo alejada que se encuentra de ser una institución democrática que busca el bien común como ansiaban los padres fundadores.

Limitar la llegada masiva de la inmigración

Precisamente uno de los puntos en los que más difieren los partidos con la Unión Europea es en sus propuestas para frenar la entrada masiva de inmigrantes a las costas de Italia. El Grupo de Visegrado ya ha conseguido que desde Bruselas se pongan fin a las cuotas de refugiados y tendrán que buscar una nueva política migratoria antes de junio que convenza a los Estados miembro. Sin embargo, la coalición tiene también mucho que decir en este aspecto.

El objetivo común de los cuatro partidos es el de frenar la llegada de los inmigrantes. Forza Italia dice que sería por motivos de seguridad mientras que Liga va más allá y propone que Italia recupere el control sobre sus fronteras y el fin del espacio de libre circulación Schengen, -sobre todo, tras la entrada en Italia del terrorista que había entrado en 2015 como refugiado y que atentó contra un mercadillo navideño en Berlín-. Por su parte, Fratelli d´Italia prioriza la expulsión de los inmigrantes clandestinos señalando que es necesaria implantar la repatriación y abolir la  protección humanitaria.

Las iniciativas que sí se han acordado

A las espera de las reuniones en las que se cerrará el programa de la coalición, los tres representantes sí sentaron las bases para el nuevo acuerdo, aparte de poner fin a la ley de las pensiones para implantar una dotación mínima de 1.000 euros para cada jubilado. Aumentar los niveles de seguridad, dar más ayudas a los necesitados, propulsar la  imagen de marca Italia o bajar los impuestos son otras de las iniciativas que se discutirán esta semana.

Por el momento no se conoce quién será el candidato a primer ministro. Lo que sí está claro es que, por el momento, Silvio Berlusconi no podrá serlo porque está inhabilitado para ejercer cualquier cargo público por su condena por fraude fiscal, decisión que apeló ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo y cuyo fallo espera.

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Leer Más…

La derecha italiana se une para frenar al establishment en marzo

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter