«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
las opciones de lograr el vuelco electoral quedan más lejos que nunca

Sánchez teme que la ruptura de Podemos y Sumar pase factura a la izquierda en las elecciones de Galicia

Candidatos del PSOE, Sumar y BNG a las elecciones gallegas. Elaboración propia.

Las elecciones gallegas están más cerca que nunca. En un escenario electoral que apunta hacia el mes de febrero, el PSOE quiere volcarse en una campaña complicada. Tierra enemiga más que tierra firme, la izquierda apenas ha logrado rascar un puñado de escaños frente a la continuada mayoría absoluta del PP.

El juego en territorio comanche se ha complicado tras estas últimas semanas, en las que la tensión entre Podemos y Sumar ha llevado a los partidos de extrema izquierda a romper el grupo parlamentario. Así, las opciones de lograr el vuelco electoral quedan más lejos que nunca, con una izquierda desunida y un PSOE muy lastrado por la amnistía y el pacto con Bildu.

Galicia, además, cuenta con izquierdas nacionalistas que complicarán aún más la victoria de la oposición. BNG, PSOE, Podemos y Sumar tratarán de arrebatar la mayoría absoluta de un PP en horas bajas. Aunque en Ferraz apuntan que la división «favorece el voto útil hacia el PSOE», fuentes socialistas reconocen que la ruptura entre los morados y Sumar terminará por echar cerca de 70.000 votos «a la basura».

No en vano, los socialistas saben que necesitarán el apoyo de los demás partidos izquierdistas, siempre que entren en el Parlamento. En las elecciones de julio de 2020, Podemos se quedó fuera del hemiciclo al no alcanzar el 5% mínimo —echando a perder más de 51.500 votos— y En Marea también quedó lejos del umbral parlamentario, arrojando a la basura un par de miles de votos.

Así, en el entorno de Pedro Sánchez crece la esperanza en que la mayoría de gallegos aúnen sus votos en la candidatura del PSOE: «El votante progresista optará por la seguridad de votar al PSOE, e incluso al BNG, antes que tirar su voto a la basura». Así, frente al perfil escorado de la candidata del BNG —que para los socialistas «está muy fuerte y saldrá aún más fortalecida»—, Ferraz busca atraer el voto de la «moderación» con el candidato Xosé Ramón Gómez Besteiro.

Ambos candidatos, sin embargo, son muy conscientes de la debilidad de Podemos y Sumar. Aunque en un primer momento se contempló el aterrizaje de Marta Lois, portavoz de Sumar en el Congreso, como candidata de la coalición izquierdista, al descartar su candidatura las expectativas han bajado aún más. Sólo el perfil de Ángel Rodríguez Pam, polémico por su trayectoria, podría levantar el ánimo de un electorado en manos de un partido en riesgo de extinción.

+ en
.
Fondo newsletter