'Las Autonomías no garantizan la pluralidad de España, la persiguen'

Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.
El presidente de VOX, Santiago Abascal

Es urgente recuperar la competencia de Educación para el Estado || España se ha construido contra el Islam, en reconquista || ¿Miedo? Personalmente, a nada. Sí a que le pase algo a mi familia

Nacido en Bilbao en abril de 1976, Santiago Abascal Conde conoce desde muy joven los sinsabores de la política. Sabe lo que es llevar escolta a la Universidad y ha visto el comercio de su familia atacado por el odio etarra. Sabe lo que es formar parte de un partido grande y triunfador -fue parlamentario por el PP entre 2004 y 2009 en el País Vasco- y también sabe lo que es presidir un partido pequeño, sin apenas espacio en los medios de comunicación y sin representación parlamentaria. Pero no sabe, por ahora, lo que es rendirse.
Con la vista puesta en la próximas europeas, VOX ha conseguido la atención de los medios después de colarse en el Congreso en las encuestas electorales y tras haberse convertido en azote del separatismo con querellas, denuncias y peticiones de detención. Hablamos de esos avances. También de su trayectoria vital. De su familia. De sus vacaciones perfectas y de qué habría sido de no ser político. Hablamos con Santiago Abascal:

Empecemos por lo más fresco… ¿Un análisis rápido de la situación política actual?
Lo más grave para España ahora mismo es la permanencia de cuatro crisis que comenzaron hace unos años. La crisis de identidad nacional, muy agudizada; la crisis institucional, de calidad de las instituciones, de la división de poderes…; la crisis económica, que permanece en las cuentas del Estado y la crisis de valores. Todas permanecen sin que se hayan articulado respuestas para superarlas.

¿Cree que veremos a Carles Puigdemont presidiendo la comunidad autónoma de Cataluña?
Francamente, creo que no. Veremos a Puigdemont juzgado, condenado y en prisión. Y yo confío en la fuerza del pueblo español, en la movilización ciudadana, para impedir que se acabe produciendo un indulto, o para impedir que el Gobierno se rinda o pastelee con los golpistas.
¿Qué le parece más peligroso: Puigdemont en el Palau o Rajoy en la Moncloa?
Lo más peligroso ha sido tenerlos a ambos a la vez en ambos puestos. Es difícil calibrar quién es más peligroso porque ambos han tenido una gran responsabilidad en lo que ha pasado. En VOX decimos eso y no lo decimos desde la equidistancia, como hace el PSOE, que culpa a los dos [Gobierno nacional y separatismo] para decir que hay que negociar. Nosotros acusamos al Gobierno de la Nación de dejación de funciones. Lo hemos hecho en los tribunales presentando una querella contra el presidente del Gobierno. Pero también hemos presentado una querella por rebelión y sedición contra los separatistas. Para España es muy peligrosa la actitud de ambos.
Hablando de Cataluña. El partido que preside aboga por eliminar las autonomías. Eso, el Senado… habrá quien diga que quieren entrar como un elefante en una cacharrería…
VOX lo que quiere es dar representación a todos los españoles que no tienen representación. Las últimas encuestas publicadas sobre la opinión de los españoles respecto a la organización del Estado nos dan la razón: Una encuesta del Instituto Elcano publicada la pasada semana viene a decir que hay un 36% de españoles que plantea que el Estado tiene que recuperar competencias de las autonomías o suprimirlas. Ya hay un 21% que piensa que no tiene que haber autonomías.
Hay un 34% que quiere dejar las cosas como están; un 18% que plantea más competencias para las autonomías y un 8% que pide la secesión.
Estamos hablando de un 36% de españoles que plantea un ataque frontal a las autonomías… y ese 36% tiene cero representación en el Congreso. No tienen.
Más allá de las consecuencias para España, del debate o la tensión política que genere nuestra propuesta, lo que nosotros valoramos son las gravísimas consecuencias de que haya tantos españoles sin representación. Además, estamos convencidos de que [hacer desaparecer las autonomías] no provocaría grandes tensiones sino que pondría a los separatistas en su sitio, que es lo que no se ha hecho en 30 años.
Yendo a la cuestión concreta. ¿Han hecho números? ¿Cuánto se ahorrarían -nos ahorraríamos- los españoles si las comunidades se convirtieran en pasado? ¿Y con el Senado?
Se han hecho estudios que han tratado de valorar y cuantificar el coste del Estado sin y con autonomías. Nos faltan algunos datos de los que no disponemos por ser un partido que no tiene representación parlamentaria, y por tanto, tampoco acceso a datos de los que sí disponen con facilidad los partidos establecidos en las instituciones.
¿Pero, tienen cálculos propios?
Un estudio de hace 3 años fijaba en 70.000 u 80.000 millones de euros el sobrecoste del estado de las autonomías. Y esto me lleva a una reflexión sobre las pensiones. Llegará un momento en que los españoles tengamos que decir ‘o pensiones o autonomías’.
¿A qué otras cosas destinarían ese dinero (además de las pensiones)?
A veces no hay que pensar a qué se destinaría. Quizá el Estado tenga que costar menos dinero. Lo que nosotros planteamos es que el Estado sea mucho más barato. ¿A qué se destinaría? Por ejemplo a cobrar menos impuestos. A sostener el sistema de pensiones, que necesita una reforma; a devolver la deuda pública española. El dinero que podamos ahorrarnos con esa carestía del estado autonómico puede tener temporalmente ese destino, el de tapar agujeros actuales del Estado y sostener a los más desfavorecidos, pero el objetivo final es que el Estado cueste menos a los españoles. Que tengamos impuestos más bajos, que será bueno para todos y seguramente haga aumentar la recaudación del Estado.
Más allá de lo material… ¿cree que los españoles ansían la España común, uniforme que supondría acabar con las autonomías? ¿No hay diferencias entre un gallego y un andaluz?
Nosotros no hablamos de una España uniforme. España es diversa y plural y los españoles tenemos características comunes y diferencias entre nosotros, pero lo que nos une es mucho más que lo que nos separa. ¿Cuáles son las diferencias entre un vasco y un gallego más allá de las lenguas que hablan una parte de los vascos y una parte de los gallegos? Pues, sinceramente, a mí me cuesta decir cuáles son. Es mucho más importante lo que hemos hecho juntos, lo que nos iguala. Y lo digo yo cuando mi padre es vasco y mi madre es gallega.
Buena mezcla…
Por eso, cuando escuchaba a Pedro Sánchez decir que en España tiene que haber cuatro naciones, y señalar ‘España, Cataluña, País Vasco y Galicia’ yo decía: «este señor es un auténtico descerebrado».
No cree en las diferencias…
No creo que esas diferencias sean importantes. Es más, el Estado de las autonomías no garantiza la pluralidad de la nación española, la persigue.
¿En qué sentido?
En que hay quien piensa que el Estado de las Autonomías es el garante de la pluralidad. Y entonces, ¿cómo se ha conservado hasta ahora, hasta el inicio de la España de las autonomías? No eran necesarias. Las autonomías crean centros de poder muy centralizados y con una intención uniformizante. Tratan de que Tarragona sea igual que Gerona y que Álava sea igual que Guipúzcoa. La provincia de Álava, de donde yo procedo, es un buen ejemplo.
¿Por qué?
Porque un 96% de la población es castellanoparlante de cuna, pero no es posible escolarizar a los hijos en castellano salvo en un colegio de toda la provincia. ¿Eso qué significa? Que los separatistas, en cuanto tienen el poder, son los principales responsables de atacar la pluralidad de España, que estaba ahí antes de que llegaran las autonomías y permanecerá el día que acabemos con el Estado de las autonomías. Nosotros no queremos la uniformidad, lo que queremos es una igualdad real entre españoles. Que tengan las mismas oportunidades, derechos y obligaciones en todo el territorio nacional. Esa es la clave.
Escribió Javier Barraycoa en La Gaceta que hay tres intocables para el separatismo: los mossos, la educación y los medios de comunicación. ¿Cree que algún gobierno de PP o PSOE estaría dispuestos a tocar alguno de esos tres pilares?
Francamente creo que no. Es urgente la recuperación de competencias para el Estado por este orden: educación; justicia; seguridad; sanidad para el estado. La de la educación es la más urgente y por eso nosotros vamos a iniciar una Iniciativa Legislativa Popular para que se pueda recuperar.
¿Tienen fecha para esa iniciativa?
Vamos a iniciarla en las próximas semanas. Estamos estudiando el texto concreto y vamos a comenzar con el proceso de recogida de firmas que es complejo. Tenemos que poder votar y decidir sobre eso y la opinión de los españoles es absolutamente mayoritaria, sin embargo ningún partido lo defiende. ¿Por qué? Porque han sido conniventes con el separatismo y, en el fondo, aspiran a volver a pactar con él. Por eso necesitamos que los viejos partidos se derrumben y sean sustituidos por otros nuevos.
Habla de los viejos partidos, pero habrá quien piense -algún votante del PP, quizá- que la de VOX es la posición fácil. Que gobernar es otra cosa. Haga un ejercicio de empatía y colóquese en el Palacio de la Moncloa el 1 de octubre de 2017 [día del referéndum ilegal]. ¿Qué habría hecho? Piense que hablamos de cientos de periodistas extranjeros observando, de radicales buscando escenas violentas…
¿El 1 de octubre? Yo, aprovechando que era un día festivo, me habría ido al monte a caminar con mi familia. Sin ninguna duda.
[Sonríe]
¿Por qué? porque no habría llegado el 1 de octubre. Estaría resuelto mucho antes porque habríamos dado órdenes para que el Gobierno de la Generalidad estuviera detenido por conspirar para la sedición y los habríamos puesto a disposición judicial y habríamos actuado a través de la Abogacía del Estado. El 1 de octubre no habría pasado nada porque lo habríamos impedido.
Vale. Otro ejercicio de imaginación. Elecciones generales en 2020, VOX consigue un escaño en el Congreso y Santiago Abascal se convierte en diputado. ¿Cómo se imagina esos días que según las encuestas electorales están próximos? ¿Tendría algún amigo con quien hablar por los pasillos o sería el nuevo del colegio?
Esos días llegarán y yo espero no llegar solo al Congreso, sino con compañía y con buena compañía. Lo de tener alguien con quien hablar en los pasillos es algo que me preocupa muy poco. Yo soy una persona cordial y conservo las relaciones con antiguos compañeros y con adversarios. Otra cosa es el debate político.
Así que no sentiría soledad…
No. Incluso, en el hipotético caso de que estuviera solo, me sentiría muy acompañado por tanta gente, que no me afectaría para nada. Para VOX es muy importante conseguir esa primera representación que yo creo que va a llegar en las elecciones al Parlamento Europeo (junio de 2019). Son por circunscripción única, se reparten este año más escaños -lo cual beneficia a VOX-… Muchas personas prueban en estas elecciones para ver si funciona, hacen el experimento con gaseosa, porque no se atreven a votar por primera vez a un partido nuevo en las Generales. Creo que en las europeas vamos a superar con creces la prueba del algodón y entraremos después con fuerza en el Congreso.
¿Será el cabeza de lista?
VOX es un partido que decide democráticamente, tanto la elección de los órganos de dirección, que he de presentarme de nuevo a la presidencia de VOX el 10 de marzo, como las listas.
¿Pero se presentará?
Valoraremos quién encabeza las próximas elecciones europeas, que coincidirán con las autonómicas, las municipales… Prefiero no adelantar acontecimientos, pero yo estoy en disposición de encabezar lo que el partido considere que tengo que encabezar,
Votación para mantener la prisión permanente revisable tal como está. ¿Qué vota?
Votaríamos a favor de su mantenimiento, pero sobre todo a favor de la claridad. Esto del concepto revisable es un eufemismo más. Nosotros creemos en la cadena perpetua, en la prisión permanente. Creemos que hay ciertos delitos que merecen que el condenado permanezca siempre en prisión sin ninguna esperanza de volver a salir. ¿Por qué? En primer lugar porque debe ser castigado. En segundo lugar porque hay que resarcir a la víctima y, en tercero, porque hay que proteger a la sociedad.
Le dirá alguien que si se olvida de la reinserción…
Hay determinados delitos que son tan graves y otros en los que la posibilidad de reincidencia es tan clara, que algunas personas no deben salir nunca de prisión. El concepto revisable nos escama. Además…
Diga:
Entendemos que cualquier juicio es revisable. Si aparecen nuevas pruebas que demuestren o puedan demostrar la inocencia de una persona, se revisa el juicio. Aquí e incluso en países que contemplan la pena de muerte. Ahora bien, aquí se plantea el ‘revisable’ como una posibilidad de redención. Se utiliza para salvar ese mandato constitucional que creen algunos que existe de que las penas privativas de libertad tiene que estar orientadas a la reinserción social. Y yo estoy de acuerdo con eso. Estoy de acuerdo en que hay penas que también están orientadas a eso… cuando sea posible y se merezca.
Un individuo que ha puesto coches bomba; que ha matado a decenas de personas; que ha ido pegando tiros en la nuca. Un individuo que sale cada vez que puede a meter a una mujer en el maletero de un coche, a violarla y matarla y que lo hace de forma sistemática y vuelve a hacerlo después no merece salir de prisión nunca y no debe haber ningún tipo de reinserción ni posibilidades de redención. Eso es lo que nosotros sostenemos.
Más votaciones. Esta sobre los Presupuestos Generales del Estado. Son positivos, de entrada, pero hay un voto separatista en el pack… ¿Qué hace VOX?
Eso es imposible.
¿Qué es imposible? ¿Qué cuenten con el voto separatista y sean buenos para España?
Claro. Es imposible. Eso es lo que nos han dicho durante treinta años, pero es imposible. Yo creo que podría responder mejor a la pregunta de qué haría VOX si nuestros escaños fueran necesarios para aprobar unos Presupuestos.
Vale. Pues cambiamos la pregunta. ¿Qué haría VOX?
Exigiría algunos cambios, la aplicación de parte de nuestro programa. Es difícil adelantar cuál pero, si tuviera que aventurarme, creo que sería recuperar las competencias de educación para el Estado.
Cambiamos de tercio: Santiago Abascal, trending topic… ¿Cómo lo lleva y qué desayunaron en la sede del partido el día que decidieron publicar una foto suya corriendo en medio de una carretera?
[Se ríe]. A mí no me afecta nada lo de ser trending topic.
¿Pero se entera cuando lo es?
Sí, claro. Me avisan y me empiezan a llegar todos los memes y nos lo tomamos como un gran cachondeo. No me afecta nada en lo personal que se rían de mí. Es verdad que no me han pillado ni tropezándome, ni en una situación indecorosa… Es una imagen extraña pero es mínimamente digna. No me siento avergonzado.
La historia tras la foto…
En realidad es una foto casual, sacada en familia. Me asomé a mirar por un precipicio y al volver al coche iba corriendo, me sacaron la foto y la publiqué. No tiene más explicación. Pero bueno, ha alcanzado tal repercusión que se ha convertido en un buen marco para otras ocasiones. Ya sabemos que eso va a llegar. Si anunciamos algo en rueda de prensa, va a tener una repercusión muy pequeña. Si lo hacemos de esta forma, vamos a llegar mucha más gente.
Hablando de redes sociales. ¿Las seguiría usando si pudiera prescindir de ellas, si pudiera darse a conocer de otra forma? O, dicho de otra forma, ¿es un hombre moderno por imposición o por elección?
Las seguiría usando porque te dan la posibilidad de contactar con mucha gente. Te permiten tomar el pulso de lo que piensa la gente que te rodea, la gente que no piensa como tú. Son una herramienta verdaderamente importante y especialmente para un partido como nosotros que no tiene otros recursos. El PP y el PSOE, por ejemplo, pueden pagar sondeos de opinión y detectar el pulso de la sociedad. Nosotros no tenemos esa posibilidad y las redes sociales nos ayudan a ello.
¿Qué siente cuando escucha eso de que la clase política es corrupta, vaga, que sólo quiere pisar moqueta y acomodarse?
Pienso que los políticos españoles han dado muchos motivos para que la gente piense eso. Por otra parte pienso que los políticos salen de la propia sociedad, que es la que los elige. Me cuesta establecer una dicotomía clara, pero pienso que hay muchos motivos para la desafección de muchas personas, personas honradas, de la España que madruga, que se esfuerza, hace las cosas bien y ve que los políticos se dedican al pasteleo entre ellos, aparentemente a discutir por todo para luego estar de acuerdo en todas las acciones políticas.
¿Un ejemplo?
La polémica entre PP y Ciudadanos a cuenta del parlamento catalán. Que no se prestan un parlamentario para poder tener grupo parlamentario, y entran en este debate con absoluta normalidad, como si fuera normal retorcer la voluntad de los ciudadanos, que le han dado cuatro escaños al PP. Si no puede tener grupo parlamentario no es lícito que nadie le de un parlamentario para que ellos puedan tenerlo. Y eso, que en el fondo es un fraude de ley, una corruptela como otra cualquiera, es algo que los políticos debaten con absoluta normalidad. Es normal que los ciudadanos tengan esa percepción de la política española.
Si pudiera volver atrás, ¿cambiaría el rumbo profesional de su vida?
No. Habría elegido ser guardabosques, pero habría salido del bosque viendo lo que pasa en mi sociedad. A mí esto [la política] me llama. Es una llamada muy potente y me siento obligado a hacer las cosas que hago. Nunca me he planteado volver atrás.
Y en el rumbo personal, ¿se arrepiente de algo?
Sí, de muchas cosas, pero ninguna grave. Sin ninguna duda me gustaría tener más cerca a mis hijos mayores, pero la vida es así.
¿Cómo cree que le definiría cada uno de sus hijos?
Uf, difícil… nunca me lo he planteado.
El pequeño, que tiene dos años, cuando vamos a la carnicería -que tiene un símbolo de un tipo así fuerte-, señala y dice ‘papá’.
Jaime, el mayor, ya está en plan competencia. Vamos al monte y su principal obsesión es subir más rápido que yo. Y tengo que reconocer que la semana pasada lo consiguió… Es un momento tan triste como emocionante [se ríe].
Las niñas me tienen en un pedestal… es una cosa exagerada.
Pasado ya cierto tiempo desde la marcha de su padre, y con el peso que da el paso de los días, ¿cuál es el mejor recuerdo que le ha dejado? ¿Su mejor legado?
[Silencio, emocionado silencio]. Me cuesta elegir un recuerdo. Tengo tantos y me vienen todos, pero probablemente acompañarle montando a caballo, que es cuando él estaba en su salsa.
Recuerdo, además, un día que me llamó y me abroncó por algo. Yo estaba agobiado, y le manifesté mi desazón y mi cansancio… Al poco rato me llamó para decirme lo orgulloso que estaba de lo que estaba haciendo.
¿Cuántos años tenía en esa bronca?
¿Años? Mi padre me ha echado la bronca siempre. La última con 41 años, y tengo 41 años.
Hay quien no entiende que a partir de una edad los padres sigan echando broncas…
Mi padre murió en julio, y en abril todavía me echó alguna bronca. Me ha echado broncas toda mi vida, me han venido todas muy bien y en todas he agachado la cabeza.
También recuerdo con mucha emoción como muy poco antes de enfermar estábamos buscando candidato a lehendakari para el País Vasco y no había forma de encontrarlo. Me llamó y me dijo ‘oye, sigue buscando, pero si no encontráis a nadie, contad conmigo. Así que tú estate tranquilo, que candidato tenéis en todo caso. Pero hazme el favor de seguir buscando’. La verdad es que no busqué mucho más. No le engañé, le dije: ‘si tenemos al mejor que podemos tener y encima se ha comprometido’… Aquello me emocionó mucho, porque además él ya estaba de retirada de todo, era un lío más. De hecho, nunca pudo hacer esa campaña. Esta decisión la tomó a finales de agosto y en septiembre se puso enfermo y estuvo hospitalizado varios meses.
Vamos terminando, pero antes, y a modo de programa electoral para quien no conozca a VOX, ¿qué le sugieren estas palabras?
España: Mantenimiento de su unidad, cohesión y la igualdad de todos los españoles por encima de todo y cueste lo que cueste.
Islam: Todo lo contrario de nuestra identidad. España se ha construido contra el Islam, en reconquista, y por lo tanto la cosmovisión islámica del mundo es lo contrario de la cosmovisión cristiana del mundo, del mundo judeocristiano, occidental, del que España ha sido parte importantísima.
Catolicismo: Una parte esencial de nuestra identidad colectiva más allá de que se tenga o no se tenga fe. Y vuelvo a recordar, lo hago muy a menudo, al filósofo Gustavo Bueno: ‘yo soy ateo, pero católico’.
Ceuta y Melilla: España. Desde siempre y para siempre.
Inmigración: la inmigración es natural, inevitable. Pero un Estado tiene el derecho y la obligación de regularla en función de las necesidades de su economía nacional y de la capacidad de adaptación de los inmigrantes. Es decir, uno tiene el derecho de abrir las puertas de su casa a quien quiera y cerrárselas a quien quiera.
Antes de seguir, un inciso. Para quien lea esto y piense que lo anterior es una falta de piedad o de caridad, ¿qué responde?
Que es un principio cristiano. A Dios lo que es de Dios y al césar lo que es del césar. Las puertas del Cielo son cosa de Dios; las de los estados son cosas del césar.
Seguimos con el programa electoral…
Aborto: cero.
Familia numerosa: una alegría, una bendición y una oportunidad para compartir.
Día del orgullo gay: un sinsentido. Mostrar orgullo por las actividades sexuales de cada uno para mí no tiene ningún sentido. Desde el respeto a las personas homosexuales, que además creo que una gran mayoría de ellas no se identifican con las escenificaciones del día del orgullo gay.
Impuestos: los justos. Es decir, los mínimos.
Pensiones: sostenibles. Para eso debemos iniciar un proceso hacia un sistema mixto de capitalización y reparto y hacer que en la sociedad española la natalidad y la demografía vayan en otra dirección para poder sostenerlas.
Reforma laboral del Partido Popular: No nos hemos posicionado con toda claridad. Lo que sí pensamos es que en las cuestiones laborales hay que proteger al más débil. En una gran multinacional, en una gran empresa, el eslabón más débil es el trabajador. Pero en una empresa familiar, pequeña, un autónomo que tiene un único empleado…ahí la parte débil puede ser el autónomo al que se le puede obligar, con determinada legislación laboral, a unas condiciones de contratación que le imposibiliten contratar o le lleven a la ruina en caso de despido. Creemos que tiene que haber una legislación laboral adaptada a la realidad.
Prisión permanente revisable: Cadena perpetua. Sin remisión y sin redención para determinados delitos.
Corrupción: Mucho mayor de la que se dice porque no es sólo económica. La corrupción es moral y de muchos órdenes. De hecho, la mayor corrupción que se ha perpetrado en España es la de los que nos han querido robar nuestra propia patria, la de los separatistas. Es mucho mayor no sólo en términos emocionales, sino materiales, porque lo que nos han querido robar es más que todos los casos de corrupción de PP y PSOE juntos.
Para terminar, y a modo de ficha personal, algunas preguntas de esas de cotilleo:
Un plan perfecto: subir a la montaña, cuanto más alto mejor y cuanto más acompañado de familia y amigos, mejor. Alguna vez solo.
La música que suena en su coche: variada. Me gusta la música en español, la música que puedo entender con claridad -no tengo muy buen oído- y lo último que suena es Taburete.
El último libro que ha leído: es releído. Discurso de mi vida, de Alonso de Contreras.
El próximo viaje que quiere hacer: me gustaría volver a los Pirineos, es algo que no hago hace mucho tiempo.
Sus mejores vacaciones: las de hace dos años, donde pude reunir a toda la familia. nietos, abuelos, todos podían estar juntos.
Con unas copas de más, es de los que baila hasta el amanecer, de los que se sienta y cuenta historietas, de los que abraza a los amigos…: la verdad que copas ya no tomo, pero cuando tomaba algunas copas, necesitaba unas cuantas… bastantes… muchas, para poder bailar.
¿Fuma? No, nunca he fumado.
¿Comida preferida? Una que no pido mucho, precisamente para cuidarme. El arroz. Pero el arroz en todas sus versiones: arroz blanco con aceite, con tomate, arroz pasado, arroz chamuscado, arroz duro… me gusta el arroz de todas las maneras posibles.
¿Bebida preferida? Agua y vino tinto.
¿Cuál es su amistad más antigua? Tengo amistades antiguas, muchas, pero por razones de la vida, pasa mucho tiempo sin vernos. La amistad permanece pero mis amistades más destacadas son de hace diez años y están junto a mí en estos momentos en VOX.
¿A qué tiene miedo Santiago Abascal? Personalmente, a nada. Tengo miedo a que sufra mi familia, a que sufran mis hijos, que alguien les haga daño.
Leer más..

Vox conseguiría un escaño en el Congreso si se celebraran nuevas elecciones

El TSJC admite a trámite la querella de VOX contra Puigdemont

VOX se querella contra Rajoy por ‘dejación de funciones’

Deja una respuesta