'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El veto de Carmena a Cifuentes evidencia el fracaso de la 'derechita'

El Ayuntamiento de Madrid ha vetado la imagen de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en una campaña contra la violencia de género.


El Ayuntamiento de Madrid ha vetado a la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, que ha presumido siempre de su «buenísima» relación con la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, y se ha deshecho en elogios ante ella para complacer a la que -quizás- haga lo que haga nunca va a complacer.
Siempre «sectarios», el equipo de Gobierno ha prohibido la imagen de la dirigente popular en una campaña contra la violencia de género en contenedores de reciclaje colocados por todo Madrid. Cifuentes iba participar junto a otras 15 mujeres en una iniciativa de concienciación que se desarrollará hasta el 21 de marzo en el Paseo del Prado y en la calle Serrano.
El Consistorio podemita ha asegurado que «es mejor que no aparezca ningún perfil político (…) para evitar cualquier interpretación, controversia o acto vandálico». De esta forma, no habrá representantes «de ningún partido» en la campaña de Ecovidrio, pese ese a que Cifuentes dio su consentimiento para aparecer en esta campaña, que traslada a contenedores las fotografías de la exposición «Movimiento sin Piedad», que se muestra en la Nave de Motores de Metro.
«Es absurdo que se pueda generar polémica porque Cifuentes no aparezca en unos contenedores de vidrio cuando lo importante es el contenido de la campaña», han dicho fuentes municipales, antes de asegurar que aparecerán los rostros de mujeres relevantes como la actriz Leonor Watling , la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada o la escritora y víctima del terrorismo de ETA Irene Villa.

‘Un acto de censura’

El portavoz del Gobierno regional, Ángel Garrido, ha denunciado el «acto de censura absolutamente intolerable y sectario por parte del Ayuntamiento de Madrid» y ha acusado al Consistorio madrileño de «mentir» por justificar la retirada de la imagen de la presidenta de esta campaña con el argumento de que no estaban ni la alcaldesa, Manuela Carmena, ni la presidenta regional.
«La alcaldesa no estaba en ningún caso porque esta empresa solicitó permiso a las veintidós mujeres que participaban en la campaña contra la violencia de género y solo dieciséis aceptaron estar en esta campaña, entre ellas, la presidenta y entre las que no se encontraba la alcaldesa de Madrid», ha señalado.
«Esperamos una rectificación inmediata», ha afirmado Garrido, quien ha opinado que «no es menor el cómo lo han hecho», ya que «no ha sido a través de ningún procedimiento administrativo reglado, sino a través de una llamadita de advertencia a la empresa, desde luego impropia de una Administración democrática y propia sí de regímenes totalitarios que son los que parecen inspirar la gestión de Podemos en esta y en otras cuestiones».
Leer más…

La politizada huelga feminista y la moraleja para la ‘derechita’

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter