«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
LA SEMANA PASADA VIAJÓ EL MINISTRO ALBARES

Yolanda Díaz viaja a Senegal el pleno señalamiento al país africano por convertirse en «centro clave» en el tráfico de cocaína

Yolanda Díaz. Europa Press

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, realiza este miércoles y jueves una visita oficial a Senegal, donde suscribirá un ‘Memorando de Entendimiento’ con su homólogo, el ministro Yankoba Diémé, «para ampliar las asistencias técnicas en el área de la Inspección de Trabajo».

Al término del encuentro con el ministro Diemé, Díaz, que viaja acompañada por la secretaria de Estado de Economía Social, Amparo Merino, atenderá a los medios, y por la tarde será recibida por el primer ministro del país, Ousmane Sonko, en el cargo desde abril. El jueves, la titular de Trabajo tiene previsto celebrar un encuentro con el ministro de Microfinanzas y Economía Social y Solidaria, Alioune Badara Dione, antes de partir de regreso a España.

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, viajó la pasada semana a Gambia y también a Senegal. «Hemos reforzado las relaciones bilaterales y la cooperación, incluyendo materia migratoria, empleo y juventud», aseveró en la red social X.

Hoy, Senegal se ha convertido en un centro clave en el tráfico mundial de cocaína. El país actúa como escala entre Iberoamérica y Europa, que suele ser el destino final.

La detención de cinco españoles

Las autoridades del país interceptaron en diciembre una embarcación con 690 kilos de cocaína a bordo y detuvieron a sus cinco tripulantes, todos ellos de nacionalidad española. La operación se produjo cuando una patrullera de la Marina interceptó a unos 220 kilómetros de la costa a una embarcación rápida que supuestamente pretendía llevar la droga hacia Europa. Los militares realizaron «avisos verbales y disparos» para frenar la lancha.

El pasado mes de abril, las autoridades de Senegal anunciaron la incautación de más de 1,1 toneladas de cocaína en una operación en Kidira (sureste), en la que supone la mayor operación terrestre de este tipo en la historia del país africano. El Servicio de Aduanas señaló que fueron interceptados 1.137 kilogramos de cocaína en sacos y paquetes «disimulados en el doble fondo de un camión frigorífico que llegó desde un país limítrofe».

El camión pudo llegar llegado desde Malí, dado que Kidira se encuentra en la frontera común. Las autoridades indicaron que la droga incautada tiene un valor de unos 91.000 millones de francos centroafricanos (alrededor de 138,7 millones de euros).

+ en
.
Fondo newsletter