«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
LA FISCAL CONSIDERA QUE ES INCONSTITUCIONAL

El Departamento de Justicia de EEUU demanda a Texas por su nueva ley migratoria que permite la expulsión de ilegales

El gobernador de Texas firma un proyecto de ley que permite la detención de inmigrantes irregulares. Europa Press.
El gobernador de Texas firma un proyecto de ley que permite la detención de inmigrantes irregulares. Europa Press.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha demandado este miércoles al estado de Texas por la ley migratoria recientemente aprobada que permite la detención y expulsión de inmigrantes que entren en el estado de forma irregular, argumentando que no tiene autoridad para «administrar su propio sistema de migración».

En la demanda, la Administración de Joe Biden ha argumentado que la ley socava la «autoridad exclusiva» del gobierno federal «para regular la entrada y expulsión» de extranjeros y considera que «sus esfuerzos» frustran «las operaciones y procedimientos de migración de Estados Unidos e interfieren con las relaciones exteriores de Estados Unidos».

La fiscal general adjunta, Vanita Gupta, considera que la medida «no es válida y debe prohibirse» al ser «claramente inconstitucional». «Texas no puede ignorar la Constitución de Estados Unidos y el precedente establecido por el Tribunal Supremo», reza un comunicado.

Esta demanda tiene lugar después de que el Departamento de Justicia advirtiera a finales de diciembre a Texas de que presentaría una demanda si su gobernador, Greg Abbott, no paralizaba la medida al considerar que «perturbará las operaciones con el Gobierno Federal».

El proyecto de ley, conocido como SB4, convierte la migración irregular en delito estatal, aunque hasta ahora era delito federal. En cuanto entre en vigor, cruzar a Texas estará castigado con hasta 180 días de cárcel y una multa de hasta 2.000 dólares. El reingreso sería un delito grave castigado de dos a 20 años de cárcel, dependiendo de los antecedentes del migrante.

Esta medida es un nuevo esfuerzo de Texas para desafiar a Biden en materia migratoria, ya que anteriormente el gobernador republicano ha transportado en autobuses a decenas de miles de inmigrantes a ciudades gobernadas por los demócratas, como Chicago o Nueva York. También construyó una barrera conformada por boyas gigantes en el río Bravo, instalada para intentar evitar el cruce de in migrantes ilegales.

.
Fondo newsletter