«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
EL MES PASADO FUE ACUSADO POR UNA MUJER DE AGRESIÓN SEXUAL

El FBI investiga al alcalde de Nueva York (demócrata) por su relación con Turquía

El alcalde de Nueva York, Eric Adams. Europa Press.
El alcalde de Nueva York, Eric Adams. Europa Press.

Eric Adamas, el alcalde la ciudad de Nueva York desde 2022, está siendo investigado por el FBI por su relación con Turquía, aunque de momento sin que se hayan formulado acusaciones de manera oficial. Al parecer, el expolicía, que empezó su carrera en 1997 en el Partido Republicano y en 2001 se cambió al Demócrata, visitó el país euroasiático en casi 80 ocasiones durante ocho años, incluyendo el izado de la bandera nacional en 2015, un baile benéfico en 2018, o una gala de la empresa Turkish Airlines en 2019 –que también está siendo investigada por el servicio de inteligencia—.

El FBI también incautó su ordenador hace un mes para investigar la financiación de su campaña electoral, que consiguió recaudar más de ocho millones de dólares, cuyo origen parece que no está del todo claro. Por si fuera poco, también el pasado mes de noviembre, una mujer lo demandó por una presunta agresión sexual que se remonta a 1993, momento en el que el político demócrata ocupaba un cargo dentro del Departamento de Policía del estado estadounidense.

La demandante, cuya identidad no ha sido revelada, le reclama a Adams cinco millones de dólares (4,6 millones de euros) en concepto de daños y perjuicios en una demanda civil presentada ante el Tribunal Supremo del estado de Nueva York, en Manhattan. Además, los medios han redoblado su seguimiento al alcalde, llegando a publicar que ha salido de fiesta 22 noches en el último mes. Algo que él ha justificado explicando que la conocida como «la ciudad que nunca duerme» no es una «ciudad de 9 a 17:00».

Adams ha protagonizado más polémicas en los dos años escasos que lleva en el cargo, como la que tiene que ver con los inmigrantes ilegales que entran en Estados Unidos. Al comienzo de su mandato criticó a los gobernadores y alcaldes republicanos por no querer acoger en sus estados y ciudades a irregulares sin control, y anunció que las puertas de Nueva York estaban abiertas para todos ellos. Tan sólo unos meses después tuvo que rectificar y acabar reconociendo que la inmigración ilegal destruiría la ciudad si no se le ponía fin, a la vez que acabó ofreciendo vuelos gratis a todos los irregulares que lo solicitasen siempre y cuando fuera para abandonar Nueva York.

.
Fondo newsletter