«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
acusado de infringir la ley FACE

Treinta agentes del FBI asaltan la casa de un líder provida y le detienen delante de sus hijos

Agentes del FBI. Europa Press
Agentes del FBI. Europa Press

La afirmación de los opositores al régimen de Joe Biden de que el FBI se está convirtiendo en una ‘Policía de partido’ de los demócratas, parece cada día menos disparatada. Mark Houck, fundador y presidente de The King’s Men, un grupo que ayuda a los hombres a superar la adicción a la pornografía, fue arrestado en su casa rural de Pensilvania el viernes acusado de infringir la Ley de Libertad de Acceso a las Entradas de las Clínicas (FACE, por sus siglas en inglés) durante su asesoramiento regular en la acera frente a una clínica abortista en 2021.

En declaraciones a LifeSiteNews, la esposa de Houck, Ryan-Marie, dijo que alrededor de 25 a 30 agentes del FBI armados hasta los dientes irrumpieron en su propiedad el viernes por la mañana temprano, apuntando con sus rifles mientras los niños gritaban horrorizados.

“Empezaron a golpear la puerta y a gritarnos que abriéramos”, dijo Ryan-Marie sobre la redada. Antes de abrir la puerta, supuestamente Mark trató de razonar con los agentes para calmarlos por el bien de sus hijos. “Por favor, voy a abrir la puerta, pero, por favor, mis hijos están en el hogar. Tengo siete niños en la casa”, supuestamente dijo Houck a los agentes.

Los agentes del FBI “seguían golpeando y gritando”, según Ryan-Marie. “Tenían rifles enormes con los que nos apuntaban a Mark y me apuntaban a mí y por toda la casa”, dijo Ryan-Marie sobre el momento en que su esposo abrió la puerta para los agentes. “Todos los niños gritaban. Fue muy aterrador y traumático”, añadió.

Ryan-Marie luego exigió que los agentes presentaran una orden de arresto antes de llevarse a su esposo, pero supuestamente dijeron que “se lo llevarían, tuvieran una orden judicial o no”, aunque posteriormente sacaron la orden del vehículo.

Según Ryan-Marie, los cargos respondían a un incidente en el que Houck empujó a un activista proaborto que había estado acosando a su hijo de 12 años frente a un abortorio. Según los informes, los cargos fueron «desestimados por el Tribunal de Distrito de Filadelfia» a principios de este año para luego ser admitidos a trámite por el Departamento de Justicia de Merrick Garland.

En varias ocasiones, cuando Mark asistía a sesiones de asesoramiento callejero frente a las clínicas abortistas llevaba a su hijo mayor, entonces de 12 años. Durante «semanas y semanas», en palabras de Ryan-Marie, un «manifestante abortista» se dirigió al niño diciéndole «cosas groseras, inapropiadas y repugnantes», como «tu padre es un marica» y otras declaraciones obscenas”.

Mark le indicó en repetidas ocasiones al hombre que se abstuviera de dirigirse a su hijo, a lo que el hombre hizo caso omiso. En un momento dado, el hombre se acercó peligrosamente al niño, “Mark le empujó lejos de su hijo y el tipo cayó hacia atrás”.

Como no presentaba lesión alguna, aunque trató de demandar a Houck, el caso fue desestimado a principios del verano. Sin embargo, la información de la parte contraria cuenta una historia diferente, habla de dos empujones y de que el hombre requirió atención médica.

La Ley FACE convierte en delito federal intimidar, herir o interferir en cualquier persona que intente acceder a una clínica abortista. Houck podría enfrentarse a una pena máxima de once años de prisión y multas de hasta $350,000 si es declarado culpable.

TEMAS |
.
Fondo newsletter