«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Boris Johnson reivindica su visión optimista del Brexit ante sus correligionarios

El ministro de Exteriores británico, Boris Johnson

La alocución de Johnson, que en las últimas fechas había desafiado la autoridad de May en diferentes ocasiones al hablar sobre el Brexit, ha servido para insuflar ánimos a unos militantes desesperanzados por la falta de pujanza de su partido


El congreso del Partido Conservador británico, que comenzó con una irrespirable tensión motivada por los mejorables resultados en las elecciones generales de junio, concluirá este miércoles con el esperado discurso de la primera ministra, Theresa May. En cualquier caso, este martes ha sido el turno del canciller, Boris Johnson, quien ha cerrado filas en torno a May y ha ofrecido una perspectiva optimista respecto al futuro de Gran Bretaña.
La alocución de Johnson, que en las últimas fechas había desafiado la autoridad de May en diferentes ocasiones al hablar sobre el Brexit, ha servido para insuflar ánimos a unos militantes desesperanzados por la falta de pujanza de su partido. De esta manera, el titular de Exteriores ha dedicado una gran parte de su discurso a la salida de Reino Unido de la UE; salida que, de acuerdo con él, debería dejar de percibirse como algo traumático: ‘Es hora de dejar de tratar el resultado del referéndum como si fuera la plaga de las úlceras, una peste bovina o una aberración inexplicable a cargo de 17,4 millones de personas’.
Tras manifestar su respaldo a la primera ministra, Johnson ha establecido las líneas generales que debería seguir Gran Bretaña en su negociación con Bruselas: ‘Es la hora de ser audaces y aprovechar las oportunidades, y no hay país mejor colado para ello que Reino Unido’, ha aseverado el canciller, a quien sus compañeros de partido han obsequiado con una cerrada ovación.
Asimismo, Johnson ha aseverado lo evidente: que abandonar la Unión Europea no hará de Reino Unido un país ‘menos europeo’. En esta línea, ha impelido a su partido a crear una ‘relación profunda y especial’ con Bruselas; relación ‘construida sobre el libre comercio’.

Contra Corbyn

Durante su alocución, el jefe de la diplomacia británica también ha hablado sobre el responsable de todos los hodiernos desvelos el Partido Conservador: Jeremy Corbyn, el líder de los laboristas. No en vano, éste se acercó sobremanera a May en los pasados comicios y crece notablemente en los sondeos electorales.
Tras motejarlo de ‘Caracas’ – en clara alusión al vínculo entre Corbyn y el tirano Venezolano, Nicolás Maduro -, ha recordado que él fue el claro perdedor de las elecciones: ‘Pero Corbyn no ganó. Ganasteis vosotros, ganamos nosotros, ganó Theresa May’, ha señalado ante un público que le ha despedido, entusiasmado, con una estruendosa ovación.

Los problemas del Partido Conservador y el discurso de May

No llegaba el Partido Conservador en un buen momento a su congreso. Tras no conseguir la mayoría absoluta en las elecciones generales, cada vez eran más las voces que cuestionaban el liderazgo de May; un liderazgo comprometido también por el ascenso en las encuestas de Jeremy Corbyn y por el surgimiento de discrepancias en el seno de la formación conservadora a propósito del Brexit.
El discurso que este miércoles pronunciará May, a quien Johnson le ha allanado el camino, será clave para revertir el actual sentimiento de desazón existente en su partido.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter