«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
LAS ELECCIONES SON EL PRÓXIMO 15 DE OCTUBRE

El ECR confía en la victoria de Ley y Justicia en Polonia: «La Europa de las naciones soberanas avanza con fuerza»

El eurodiputado polaco Ryszard Legutko. Europa Press

Las recientes encuestas sobre las elecciones al Parlamento Europeo del próximo año pintan un panorama favorable para el grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR), ya que se perfila como la alianza que más crecerá en la Eurocámara. En este contexto, Polonia se mantiene como un país crucial para el ECR, y lo que ocurra en las próximas elecciones polacas del próximo 15 de octubre será de suma importancia para el grupo. Así, confían en su victoria… «la Europa de las naciones soberanas avanza con fuerza», agregan.

Polonia, más allá de ser una potencia emergente, se ha convertido en uno de los principales defensores del movimiento conservador en Europa. El partido polaco Ley y Justicia (PiS) ha desempeñado un papel fundamental en la consolidación del ECR. Ahora, con el fortalecimiento del grupo también en Italia, en España y en la República Checa, una tercera victoria consecutiva reforzaría del PiS reforzaría más al grupo y su papel central dentro del conservadurismo europeo.

Polonia, al igual que Hungría bajo la dirección de Viktor Orbán, es un ejemplo de cómo una nación europea puede prosperar al defender sus valores, tradiciones históricas e identidad cultural en el escenario internacional.

Mientras, el líder del Partido Popular Europeo (PPE), Manfred Weber, ha expresado enérgicamente su animosidad hacia el PiS, llegando incluso a describirlo como un «enemigo político» y solicitando la creación de un «cortafuegos» europeo contra el partido gobernante polaco, que actualmente ostenta el mayor número de escaños en el ECR.

En una entrevista con el canal de televisión alemán ZDF hace unas semanas, Weber se mostró preocupado por el enfoque político de la formación polaca y subrayó que el PiS, así como Alternativa para Alemania (AfD) y Agrupación Nacional, el partido de Marine Le Pen, «deben ser tratados como enemigos políticos«.

+ en
.
Fondo newsletter