«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Según las cifras del ministerio del Interior

El infierno multicultural alemán: la cifra de crímenes cometidos por inmigrantes supera todos los récords

El canciller alemán, Olaf Scholz. Europa Press

Cuando todos los partidos, salvo VOX, y el propio episcopado apoyan la regularización de medio millón de inmigrantes ilegales en España, en Alemania empieza hacerse inocultable el caos que está provocando en el país su conversión en una sociedad cada vez más «multicultural».

Así, el número de delincuentes extranjeros se disparó en Alemania a alrededor de 923.000 el año pasado, lo que representa un enorme aumento del 18% en sólo un año en todo el país, según las estadísticas recién publicadas sobre criminalidad por el Ministerio del Interior.

Pero el panorama es mucho más preocupante: los delitos violentos se dispararon a niveles récord. Y en 2023 había 2,2 millones de personas en el país sospechosas de haber cometido algún delito, un 7,3% más que en 2022. El 41% de los delincuentes son extranjeros. En total, sólo representan el 15% de la población.

Los datos han caído como una bomba sobre la escena política, con una coalición de gobierno cuya ministra del ramo, la socialista Nancy Faeser, pretende que la mayor amenaza para Alemania es la «extrema derecha», mientras las calles se vuelven una jungla. La sensación es de pérdida total de contacto con la realidad diaria de los alemanes corrientes.

El jefe del sindicato de la policía alemana, Rainer Wendt, criticó duramente a Faeser tras conocerse el drástico aumento de la delincuencia. Y el gabinete entero está empeñado en naturalizar a millones de extranjeros, un «truco» para que aparezcan como «alemanes» en las estadísticas sobre delincuencia.

Lo que se advierte en la calle es que los inmigrantes están muy sobrerrepresentados en delitos graves, especialmente en delitos violentos. De hecho, la mitad de todos los crímenes en Alemania fueron cometidos por inmigrantes.

En 2023, las autoridades registraron alrededor de 214.000 delitos violentos, un aumento del 8,6%, y se batieron varios récords en este ámbito. Hubo un número récord de casos de lesiones corporales graves y peligrosas, llegando a 154.000 casos, un aumento del 6,8%. Al mismo tiempo, la «agresión simple intencional» alcanzó un máximo histórico de 434.000 casos, un aumento del 7,4%.

Los robos aumentaron un 17% hasta 44.857, lo que también se considera un delito violento. La delincuencia también se disparó en otras categorías. Por ejemplo, los robos en viviendas aumentaron a 77.819 casos, un 18,9% más, los robos de automóviles (29.985, un 17,5% más), los hurtos en tiendas (426.096, un 23,6% más) y los carteristas (109.314, un 11% más). En 2023 se registraron un total de alrededor de 5,94 millones de delitos.

Estas estadísticas ocultan una realidad: que muchos de los delincuentes que los datos oficiales presentan como «alemanes» lo son sólo de primera o segunda generación.

+ en
.
Fondo newsletter