«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Y DEMONIZAR EL DISCURSO DE VOX

El País admite la avalancha inmigratoria sobre Europa tras azuzar el ‘efecto llamada’

Inmigrantes ilegales con garfios asaltan la valla de Melilla. Twitter
Inmigrantes ilegales con garfios asaltan la valla de Melilla. Twitter

La presión inmigratoria continúa desatada en Europa y ya preocupa hasta el El País, el diario de referencia de las élites globalistas, negadoras de las consecuencias de rendir las fronteras para la seguridad, los barrios y el modelo de convivencia.

«La migración irregular a Europa crece al mayor ritmo desde 2016», titula este lunes El País, antes de agregar que más de 155.000 ilegales han cruzado las fronteras del Viejo Continente hasta julio y señalar que las solicitudes de asilo en Europa se han disparado casi un 90 por ciento en un año y que las llegadas aumentan a través de todas las rutas «menos por la del Estrecho».

El País admite ahora, eso sí, que la ruta canaria ha crecido con fuerza respecto al año pasado. Según los datos a los que ha tenido acceso La Gaceta de la Iberosfera, hasta la fecha ya son más de 10.600 los inmigrantes ilegales que han empleado esta ruta en lo que va de año. Al conjunto de España han llegado en lo que va de año casi 19.000 ilegales, una cifra similar a la del año 2021 y casi un 40 por ciento más que en 2020.

La realidad ya supera hasta el diario globalista, que tiene por costumbre llamar «conspiranoicos» a quienes se oponen a la agenda del reemplazo poblacional, azuzar el «efecto llamada» -«España necesita siete millones de inmigrantes en tres décadas para mantener la prosperidad», tituló una pieza en julio del año pasado- estigmatizar y demonizar el discurso de VOX, el único partido de todo el arco parlamentario que recuerda que las políticas de fronteras abiertas y las sociedades multiculturales han fracasado en Europa, donde ya existen barrios -en Bélgica, Francia o Reino Unido- en los que no impera la ley nacional y sí lo hace la ley islámica, y denuncia la apuesta de los burócratas por la llegada de millones de inmigrantes ilegales con el objetivo de revertir la emergencia demográfica, al tiempo que imponen políticas contrarias a la familia.

Sólo VOX -también- defiende que «toda nación tiene derecho a regular las condiciones de entrada de quienes aspiran a vivir en ella» y denuncia que «las entidades supranacionales buscan acabar con las fronteras exteriores imponiendo su modelo ideológico y multicultural«.

«Esas élites a las que no hemos elegido y a las que no se puede exigir responsabilidades pretenden imponer el modelo de ‘sociedad abierta’. Una nación fuerte necesita fronteras como una casa necesita de puertas y son los nacionales ejerciendo su soberanía los que deben elegir su modelo de sociedad», recoge la formación liderada por Santiago Abascal en su Agenda España, la contraposición a la Agenda 2030 del globalismo.

En su artículo, El País señala que un total de 42.549 personas han desembarcado en Italia y Malta procedentes de Libia y Túnez e incluso Argelia, un 44 por ciento más respecto a 2021 motivado sobre todo a las llegadas al país transalpino. Y alerta del efecto que, a su juicio, esta llegada masiva de ilegales puede tener de cara a las elecciones del próximo 25 de septiembre, en las que Giorgia Meloni, líder de Fratelli d’Italia, y defensora de unas fronteras fuertes y de una Europa orgullosa de su identidad y de sus raíces, acude como gran favorita.

+ en
.
Fondo newsletter