«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
LA EUROCÁMARA ASUME QUE LA NUCLEAR ES NECESARIA PARA CUMPLIR LOS OBJETIVOS MARCADOS POR BRUSELAS

El Parlamento Europeo aprueba una resolución histórica a favor del despliegue en Europa de reactores nucleares a pequeña escala

Central Nuclear de Ascó I y II en Tarragona. Europa Press

El Parlamento europeo parece comenzar a entrar en razón en cuanto a la energía nuclear. La Eurocámara ha respaldado con una amplia mayoría la iniciativa de desplegar reactores nucleares a pequeña escala en un intento de acercar Europa a una energía más asequible y abundante.

La resolución adoptada por la Unión Europea (UE) pide a la Comisión que cree y financie una estrategia industrial específica para el desarrollo de pequeños reactores modulares (conocidos como SMR), al tiempo que pide al Consejo que «demuestre un firme compromiso» con el despliegue exitoso de esa tecnología en el bloque comunitario.

La construcción de reactores nucleares tradicionales lleva mucho tiempo y ese es un lujo que Europa no puede permitirse si quiere seguir la senda de la descarbonización marcada por Bruselas. Aquí es donde entran en juego los SMR, que representan una tecnología nueva e innovadora que es mucho más barata y rápida de construir, más rentable de mantener, tiene una huella ambiental menor y, en general, se considera más segura que los reactores tradicionales.

Sin embargo, lo más importante es que los SMR tienen el poder de romper finalmente con la cruzada antinuclear que Bruselas inició hace ya décadas.

La iniciativa ahora aprobada fue una propuesta del Partido Popular Europeo y ha contado con el apoyo del ECR, ID y Renew. Estas formaciones han asumido que los ambiciosos objetivos europeos para reducir la huella de carbono no pueden realizarse únicamente a través de las energía renovables.

La resolución ha sido adoptada con 409 votos a favor, 173 en contra y sólo 31 abstenciones. Los Verdes y la Izquierda han votado casi por completo en contra mientras que el 67% del grupo de los socialdemócratas (S&D) ha rechazado la propuesta.

Por países, la mayoría de los eurodiputados de las naciones de la antiguamente llamada Europa del Este han respaldado la medida así como la mayoría de los de Bélgica, Italia, Suecia, Finlandia, Países Bajos y Dinamarca. En Alemania —el país que ha liderado las políticas antinucleares en Europa—, un 52% ha votado a favor de la medida mientras que en España la ha apoyado un 44% —los eurodiputados pertenecientes a VOX, PP, PNV y Ciudadanos—.

Porcentaje de la votación por países.

El PSOE, IU, ERC, Podemos y Anticapitalistas han votado en contra, mientras que Junts —Clara Ponsatí y Carles Puigdemont— se han abstenido.

Aunque la iniciativa haya sido aprobada, todavía pasarán años hasta que los pequeños reactores modulares estén operativos en Europa. Las estimaciones actuales sitúan el despliegue comercial de los SMR a principios de la década de 2030.

+ en
.
Fondo newsletter