«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
pese al avance de las fuerzas soberanistas en los comicios

El PP rema en contra de la voluntad de la sociedad europea y aboga por reeditar el pacto con la izquierda

Ursula Von der Leyen celebra el resultado de las elecciones europeas. Europa Press

Los triunfadores de la noche electoral europea se encuentran a la derecha del espectro político. La formación soberanista Identidad y Democracia ha sumado nueve escaños a los 49 que tenía, llegando a 58, gracias a la victoria de Marine Le Pen en Francia. Agrupación Nacional se ha impuesto en los comicios franceses, conquistando 30 asientos y provocando tal cisma que Macron ha tenido que convocar elecciones.

Otra protagonista de la noche ha sido la italiana Giorgia Meloni, que ha aumentado la representación del grupo de los conservadores de ECR de 69 a 72 escaños. Meloni ha conseguido una victoria contundente en Italia, haciéndose con 23 escaños frente a los diez que tenía hace cinco años, a costa de Salvini, quien ahora sólo tiene siete.

El ascenso de Le Pen y Meloni sugiere la posibilidad de una unión de las fuerzas soberanistas para crear un macrogrupo europeo, alcanzando 130 escaños entre ECR e ID, sin contar los diez escaños de Orbán y los 14 de Alternativa por Alemania.

En Alemania, la CDU de Weber y Von der Leyen ha ganado con 31 diputados, pero AfD ha quedado en segunda posición, superando a los socialistas y a la coalición de Gobierno de Scholz, alcanzando 14 escaños. En Austria, la derecha también ha vencido con el FPO doblando su representación y obteniendo seis diputados, superando al PPE con cinco.

Por otro lado, los socialdemócratas han logrado su único bastión en la Península Ibérica, con 20 diputados de España y ocho de Portugal, aunque ambos países han cedido dos asientos cada uno. Los liberales han perdido 19 asientos, quedándose con 83, lo cual es un golpe para Macron. Los Verdes y el grupo de la Izquierda también han visto reducida su representación, con 53 y 35 escaños respectivamente.

Ante estos resultados, los partidos deben negociar alianzas para conseguir una mayoría. La primera opción del Partido Popular es buscar el apoyo de los socialistas y los liberales, como en la pasada legislatura, aunque todas las opciones están abiertas si esta estrategia no tiene éxito.

A pesar de que la izquierda parecía tener los días contados en Europa tras los resultados electorales, el Partido Popular le ha dado un respiro. En los últimos 40 años, la izquierda nunca había tenido tan poca presencia en el Parlamento Europeo. Sin embargo, el Partido Popular parece ignorar este hecho y busca el apoyo de los socialistas para sustentar su presidencia.

Manfred Weber, líder del PPE, antes de conocer los resultados oficiales que daban la victoria a Ursula von der Leyen, afirmaba tajantemente que «Ursula von der Leyen debe ser candidata». Weber animaba a formar una mayoría «democrática y proeuropea» con los socialistas y los liberales, una idea respaldada por Von der Leyen, quien abogaba por construir «un bastión contra los extremos, de la izquierda y la derecha». Aunque esta coalición daría la mayoría, iría en contra de lo votado por la sociedad europea.

+ en
.
Fondo newsletter