«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
«es una Unión demasiado invasiva»

Giorgia Meloni critica la coalición entre populares y socialistas, y exige la «desburocratización» de la UE

Giorgia Meloni. Europa Press

La presidenta del Consejo de Ministros, Giorgia Meloni, ha vuelto a reclamar cambios para el «gigante burocrático» en que se ha convertido la Unión Europea, y ha sugerido que populares, socialistas y liberales conforman una «mayoría frágil».

«Ningún demócrata auténtico que crea en la soberanía puede considerar aceptable que en Europa se intentase negociar sobre las altas posiciones incluso antes de ir a las urnas», ha señalado Meloni, en una comparecencia ante la Cámara de Diputados previa a la reunión del Consejo Europeo del jueves y el viernes.

Los Conservadores y Reformistas (ECR) de Giorgia Meloni (y de VOX), tercera mayor fuerza en la Eurocámara, han quedado fuera de dichas negociaciones, que se traducirán en el reparto de las presidencias de la Comisión Europea y del Consejo Europeo, así como del cargo de Alto Representante de Política Exterior.

Meloni ha reconocido que estas negociaciones no representan ninguna sorpresa, pero ha subrayado que, frente a quienes dicen que «no se debería hablar con determinadas fuerzas políticas», cabe recordar que «las instituciones fueron diseñadas con una ‘lógica neutral'», informa ‘La Repubblica’.

Así, ha cuestionado que un partido pueda «decidir por todos». «Algo que he impugnado en nombre del Gobierno italiano y no pienso compartir», ha afirmado. El Gobierno italiano ha dejado claro que en la segunda fase de negociaciones reclamará una vicepresidencia potente dentro del Ejecutivo comunitario.

Meloni, que espera de la nueva Comisión Europea que avance en la «desburocratización», ha subrayado que «nadie» considera a estas alturas que Europa «está bien tal como está», sino que es momento de adoptar «un camino diferente». En este sentido, ha citado el abstencionismo generalizado de las últimas elecciones como una señal de alarma.

«La percepción que han tenido italianos y los europeos es que es una Unión demasiado invasiva, que pretende imponer cómo regular cuánta tierra cultivar (…) y, mientras intenta regularlo todo, corre el riesgo de homogeneizar culturas y especificidades geográficas y sociales» a costa de hacerse «más vulnerable» frente a los desafíos externos, ha agregado.

+ en
.
Fondo newsletter