«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Orbán: 'Los ataques de la UE a Polonia son profundamente injustos'

El primer ministro húngaro, Viktor Orbán

Orbán se ha afanado en manifestar la inutilidad de que Bruselas emprenda los procedimientos contra Polonia


La Comisión Europea, a través de su vicepresidente, Frans Timmermans, anunciaba esta semana la activación del artículo 7 del Tratado de la UE contra Polonia, lo que constituye el primer paso para privar al país centroeuropeo de sus derechos de voto en la institución comunitaria. El motivo aparente – y cacareado – de esta amonestación es la última reforma judicial del Gobierno de Ley y Justicia, pero las más aviesas mentes se figuran que lo que realmente fastidia a Bruselas es la postura adoptada por el Ejecutivo polaco en cuestiones como el derecho a la vida, la familia o la inmigración.
Sabedor de esto, el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, ha salido en defensa de Polonia de nuevo este viernes. Así, se ha referido al país vecino como un componente esencial del bloque de Europa central en la UE y ha advertido de que bloqueará cualquier acción encaminada a suspender el derecho de voto a las autoridades de Varsovia.
En este sentido, el mandatario magiar se ha afanado en manifestar la inutilidad de que Bruselas emprenda los procedimientos contra Polonia: ‘Necesitamos dejar claro a la Unión Europea que no tiene sentido iniciar los procedimientos contra Polonia, porque no hay oportunidad de que prosperen. Hungría estará ahí y levantará una barricada insuperable’, ha aseverado Orbán con rotundidad.
Además, en una entrevista concedida a la radio pública Kossuth, se ha mostrado convencido de que ‘cuando alguien ataca a Polonia, ataca a toda Europa central’. Una afirmación a la que ha añadido que el procedimiento contra la nación centroeuropea constituye un ‘ataque profundamente injusto’.
Estas declaraciones del primer ministro húngaro llegan después de que su segundo, Zsolt Semjén, mostrase su respaldo al Gobierno polaco: ‘La decisión viola severamente la soberanía de Polonia. Es inaceptable que Bruselas presione a países soberanos y castigue a Gobiernos electos democráticamente’, señaló Semjén en referencia a la activación del artículo 7 del Tratado de la UE contra Polonia.
Salvaremos a Polonia frente a un proceso político injusto y conceptual’, concluyó la mano derecha de Orbán.
Pero no ha sido el Ejecutivo húngaro el único que ha apoyado a Polonia en esta torticera cruzada que ha emprendido la UE contra ella. También lo ha hecho el Frente Nacional francés, cuyo vicepresidente, Nicolas Bay, ha acusado a la Comisión Europea de atentar contra el designio de los pueblos: ‘La gente está despertando y la Comisión busca imponer decisiones antidemocráticas, como es el caso de lo que están haciendo con Polonia’.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter