'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Marine Le Pen llama a 'poner Francia en orden'

Zemmour: ‘Saint-Denis hace mucho que dejó de ser Francia, se parece más a El Bronx’

El intelectual Éric Zemmour. Reuters

El líder de Reconquista, Éric Zemmour, ha denunciado los actos vandálicos que tuvieron lugar en la final de la Champions League que enfrentaba al Liverpool contra el Real Madrid en el Stade de France. Los aficionados ingleses y españoles quedaron aterrorizados por bandas de delincuentes que trataron incluso de colarse en el estadio sin entrada.

El barrio Saint-Denis, donde se encuentra el estadio que albergó la final, se ha convertido en una ‘no-go zone’, una zona con delincuencia, con mucha inmigración magrebí y en la que no impera la ley nacional. «Saint-Denis no es París, y Seine-Saint-Denis hace mucho que dejó de ser Francia«, ha comentado Zemmour.

«Lamento y me entristece ver que la ciudad se convierte en un enclave extranjero donde la gente ya no viste a la francesa y donde el orden lo mantienen bandas de matones y traficantes«, ha añadido.

Asimismo, ha criticado que el presidente de Francia, Emmanuel Macron, no le dé importancia a la inseguridad en el barrio: «El presidente le llama (a Saint-Denis) California porque es verdad que grandes empresas se instalaron ahí, pero a los empleados les estafaban a la salida del metro y muchos se han ido. Así que en lugar de California, se parece más a El Bronx», ha aseverado.

Así, ha dejado claro que la culpa es de la inmigración masiva que se ha hecho con el control del barrio: «El problema no viene de la afición inglesa ni de la Policía, sino del enclave extranjero en el que se ha convertido Saint-Denis. La solución es doble: paro total de los flujos migratorios y justicia muy firme«, ha dicho.

‘Es hora de poner Francia en orden’

Por su parte, Marine Le Pen ha lamentado los hechos vandálicos que muestran que «Francia ya no puede organizar grandes acontecimientos sin que degeneren».

Además, ha denunciado la falta de seguridad en la zona: «Hubo disturbios, y según los reporteros extranjeros, eran bandas de matones de Seine-Saint-Denis, un departamento fuera de control en términos de seguridad«, ha asegurado.

Por último, ha atacado al ministro del Interior francés, Gerald Darmanin, por ser «incapaz de mantener el orden frente a la escoria que ha estropeado lo que debería ser un evento popular». «Lo que pasó en el Stade de France es una vergüenza para nuestro país. Es hora de poner Francia en orden«, ha concluido.

+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter