Pawel Jablonski: ‘El régimen bielorruso cobra 10.000 euros a cada iraquí para transportarlo a la frontera con Polonia’

entrevista al viceministro de Relaciones Exteriores de Polonia

Pawel Jablonski, viceministro de Relaciones Exteriores de Polonia, señala al régimen bielorruso de Aleksandr Lukashenko y al presidente ruso, Vladimir Putin, como los creadores de una «crisis humanitaria artificial» en la frontera con Polonia. «Quieren desestabilizar la situación interna en Polonia, pero también en toda la Unión Europea (UE). El caos de inmigrantes que se ve en la frontera, no es ninguna crisis humanitaria, es algo totalmente artificial, creado por funcionarios bielorrusos con el respaldo político y militar de Putin», asegura en esta entrevista con La Gaceta de la Iberosfera.

El encuentro con Jablonski coincide con la celebración en Varsovia este fin de semana de una reunión entre varios partidos conservadores europeos, entre ellos VOX, que tienen el objetivo de crear sinergias y desarrollar una coalición política de formaciones que comparten una perspectiva común de respeto a la tradición, los valores y la defensa de la familia.

El viceministro polaco explica que la invasión migratoria que sufre la frontera de Polonia con Bielorrusia está orquestada. «Los funcionarios bielorrusos crearon falsas agencias de viajes para traer gente de Oriente próximo y después trasportarlos cerca de la frontera con Polonia y con Letonia, diciéndoles que es muy fácil llegar a la Unión Europea», detalla.

Añade que el ataque de Lukashenko responde a la sed de venganza por las sanciones que la UE ha impuesto a Bielorrusia por «falsificar las elecciones» y al deseo de obtener dinero a cambio de la introducción de inmigrantes en Europa. «(Los ilegales) están pagando mucho dinero, como 10.000 euros por persona que proviene de Irak y otros países», señala.

En cuanto a la valiente lucha de Polonia contra el totalitarismo -en 1939 contra el nazismo, en 1989 contra el comunismo y ahora contra el globalismo- Jablonski se refiere a los sacrificios que los polacos tuvieron que hacer durante esos años y destaca que «el objetivo de entonces» era conseguir la libertad, esa que quieren mantener y defender en la actualidad.

Sobre la relación del Gobierno polaco con otros ejecutivos y partidos conservadores, destaca la relación con VOX en España. «Estamos trabajando con ellos en el Parlamento Europeo, es nuestro aliado. Juntos estamos desarrollando otras formas de cooperación entre partidos conservadores, de derecha, en la UE», cuenta.

“Queremos crear esa cooperación de la manera más efectiva para que en las elecciones europeas, que se celebran en dos años, tengamos mayor influencia en una institución que ahora está dominada por la izquierda», concluye.

Deja una respuesta