«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
'Con la ausencia de Daniel sería muy frágil sostener todo'

Daniel Ortega ordena acciones policiales contra su hermano por llamarle «dictador»

Humberto y Daniel Ortega. Twitter

El líder del régimen nicaragüense, Daniel Ortega, ordenó a la policía emprender acciones contra su propio hermano, el exlíder sandinista Humberto Ortega, tras las declaraciones de este último sobre la naturaleza del Ejecutivo centroamericano, al cual calificó de una «dictadura» que carece de relevo.

«Sin Daniel veo muy difícil que haya unos dos o tres que se junten. Mucho menos uno en particular, y más difícil en la familia. Hijos que no han tenido el acumulado de una lucha política. Ni Somoza pudo establecer a su hijo. Con la ausencia de Daniel sería muy frágil sostener todo lo que hasta ahora ha logrado sostener con gran esfuerzo y con enormes complejidades», afirmó Humberto Ortega en una conversación con el medio argentino Infobae.

Estas polémicas aseveraciones le valieron al general retirado de 78 años una visita de la Policía local, en la que fueron sustraídos varios equipos electrónicos de su domicilio en Masaya, en el oeste del país.

Humberto Ortega mantiene diferencias desde hace algún tiempo con su hermano Daniel. Fue fundador del Ejército Popular Sandinista, que luego se transformó en el actual Ejército de Nicaragua, un cuerpo militar que dirigió hasta 1995.

Insistentemente se le ha proyectado en ciertos escenarios internacionales como una pieza que podría generar un proceso de «transición» en la nación hispanoamericana, a través del desarrollo de un sistema que mantenga en pie el sandinismo, pero sacando de la ecuación a Daniel Ortega.

Sin Daniel Ortega todo es incertidumbre

La conversación del «disidente» de los Ortega con el medio argentino versó esencialmente sobre un hipotético escenario en el que su hermano termine apartado del poder, y la consiguiente necesidad de convocar a unos comicios para elegir a un nuevo presidente.

Sobre ello, dejó en claro que «si falta Daniel Ortega, para mí, Humberto Ortega, no hay posibilidad de que nadie de ese grupo de poder pueda ejercer la influencia frente a un proceso (…) Sin Daniel no hay nadie, porque, con todo y todo, Daniel es el único líder, histórico, que aún conserva los créditos de esa lucha».

En la entrevista Humberto Ortega también aseveró que dentro de la cúpula del sandinismo gobernante se ha barajado la tesis de asesinarlo, debido a sus cuestionamientos sobre los manejos del actual régimen que preside su hermano.

«Me he expuesto ante gente radical que quisiera matarme. Yo jamás les he mostrado miedo, y jamás he dicho me voy de Nicaragua. Jamás he dicho que me voy a exiliar. Y si me quieren hacer eso, no lo voy a tolerar y voy a preferir morir defendiendo esos principios que darles el chance de que me humillen», dijo. El lunes la residencia de Humberto Ortega amaneció rodeada de agentes policiales. A lo largo del día se esperaba su comparecencia en las oficinas de la Policía en Plaza del Sol, Managua.

.
Fondo newsletter