«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
'ESTAMOS HABLANDO DE CRÍMENES GRAVES'

Las víctimas de las FARC reprochan las gestiones de la Jurisdicción Especial para la Paz

Terroristas de las FARC. Reuters

Miembros del partido izquierdista colombiano Comunes, creado tras el acuerdo de paz con el grupo terrorista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), han reconocido este lunes su responsabilidad sobre los secuestros llevados a cabo en el marco del conflicto armado colombiano.

«El grupo de comparecientes, miembros de la extinta guerrilla de las FARC-EP, hemos reconocido el secuestro como un hecho que nunca debió ocurrir en el conflicto armado interno colombiano y que generó un profundo dolor a las víctimas y sus familias«, reza el comunicado de prensa perteneciente a los firmantes del acuerdo de paz y publicado por Comunes.

Los miembros de la exguerrilla se han pronunciado tras conocer las conclusiones de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) sobre las condenas que deben imponerse a los integrantes de las FARC, solicitando entre cinco y ocho años de prisión para los acusados.

La Fundación Defensa de Inocentes, que agrupa a exrehenes de las FARC del Valle de Cauca, ha asegurado que la conclusión de la JEP «no corresponde con la realidad» y «ha causado una gran decepción entre las víctimas».

«En nombre de las víctimas que representamos (…) reiteramos nuestra profunda decepción por esta decisión de la JEP«, han afirmado.

«Estamos hablando de crímenes supremamente graves cometidos por integrantes del Secretariado de las FARC, tales como el secuestro y la masacre de los diputados del Valle; y en este caso, en el que la Fundación Defensa de Inocentes participa como representante de víctimas, tenemos que expresar que no ha habido una verdad detallada, plena y exhaustiva por parte de los exintegrantes», reza el comunicado de la organización.

Las víctimas han criticado que han existido verdades a medias y manipulación de la verdad. «Ha sido una agotadora lucha jurídica evitar que los victimarios mientan y rindan versiones amañadas y manipuladas», han asegurado.

La Fundación ha lamentado estas actuaciones, que «en todo caso ofenden la dignidad de las víctimas, que, además de soportar el asesinato de sus seres queridos, han tenido que escuchar mentiras y versiones incompletas y tergiversadas sobre los hechos que los victimizaron«.

«Nos duele que un acuerdo de paz, que llenó de expectativas a Colombia y que tiene elementos positivos como la reivindicación y la entrega de tierras para los campesinos y desplazados, pero, que en materia de JEP, reiteramos, existe una completa inequidad y vulneración a todos los derechos de las víctimas«, han expresado.

TEMAS |
.
Fondo newsletter