«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El lamentable Bertone

Nunca me gustó ese cardenal salesiano y creo haber dejado repetida constancia de ello. No ahora, cuando es un árbol caído, sino cuando estaba en la plenitud de su poder como Secretario de Estado de Benedicto XVI. 

Ahora Infovaticana haciéndose eco de La Repubblica nos dice que tampoco parece gustarle Bertone al Papa Francisco. Ciertamente el periódico italiano no es fuente segura informando de la Iglesia  por lo que no debemos caer en credulidad pero sí reclamar aclaraciones sobre el suntuoso «apartamento» y sobre los dineros del IOR. 

Si todo fuera una calumnia para reponer en eso la dignidad del cardenal desaparecido. Y si fuera verdad para enviarle a vivir en una residencia de salesianos. Privándole previamente de su cargo de camarlengo de la S.R.I. 

Se decía que su antecesor en la Secretaría de Estado, el cardenal Sodano, no le podía ver. Es duro ser sustituido de un cargo importantísimo y más si de quien te sucede tienes un pésimo concepto por considerarle un bobo con balcones a la calle. De Sodano se pueden decir muchas cosas y algunas no buenas pero inteligencia le sobraba. Lo de Tontone o Bobone no iba con él. El salesiano fue una de las grandes equivocaciones de Benedicto XVI. Desgraciadamente no la única. Aunque ésta se le está deshaciendo aceleradamente.

Bertone es ya una sombra. Apenas se le ve en las grandes celebraciones vaticanas. Y eso que su figura pasa mucho menos desapercibida que, por ejemplo, la del cardenal Cañizares. El salesiano es del tamaño del cardenal Amigo aunque sin su empaque y su presencia. Al español le cuadra perfectamente, para cualquiera que se lo encuentre, lo de príncipe de la Iglesia. Aunque a Francisco parece que esa denominación le desagrada. Bertone no ha pasado nunca de un hortera de la Iglesia. Un hortera de notable tamaño que por tanto hacía más ostensible su horterismo.

En cuestiones españolas, además, tenía un olfato de perro. Le encantaban los malos olores. Y si eran levantinos, más. Desde Murcia a Montserrat.

Me gustaría que no hubiea nada de lo que se dice. Por la Iglesia, no por Bertone. Que se trate de un modesto apartamento y que en el IOR no haya ninguna cuenta sospechosa amparada por el cardenal. Pero en otro caso se impone la fumigación. Y que el cardenal se vaya con la música a otra parte. Aunque en esa parte se le permita un televisor para que pueda ver el fútbol. Tal vez en lo único que sea un experto.

http://www.infovaticana.com/la-ira-de-francisco-por-el-atico-de-bertone/  

P.D.: Aunque parece un copia y pega también El Mundo recoge la noticia:

http://www.elmundo.es/internacional/2014/04/21/535512a322601d08278b4576.html

Mal se lo están poniendo algunos al Papa. El Jueves Santo Francisco hablaba a los sacerdotes de la hermana pobreza. Pues no en periferias sino al lado de su casa y no un desconocido sacerdote sino el exsecretario de Estado y todavía camarlengo de la S.R.I. dando ejemplo de lujo y derroche. Si el Papa no quiere ser ejemplo de predicar y no dar trigo tiene dos alternativas. O que el Vaticano desmienta la noticia por falsa o que manden a la periferia a Bertone.  

TEMAS |

ESPAÑA

.
Fondo newsletter