'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Poco le ha durado al arzobispo de Asunción el triunfo sobre Livieres

Pastor Cuquejo Verga, redentorista y arzobispo de Asunción, acusado de actos homosexuales por el obispo de Ciudad del Este, Livieres, no ha sido misericordieado en nada por el Papa Francisco. Con velocidad meteórica, al mes y medio de presentar la renuncia por haber cumplido 75 años, está en la mismísima rue. De arzobispo emérito.

Tras las graves acusaciones de Livieres se podía pensar que el Vaticano le concedería una prórroga de alguna consideración para no alimentar bulos que respaldaran la denuncia del defenestrado obispo de Ciudad del este. Pues nanay del Paraguay, y nunca mejor dicho. Estaban deseando quitárselo de encima aun a costa de dar credibilidad a sus actos sexuales con personas del mismo sexo. Porque tanta celeridad no es la acostumbrada. Aunque la Roma eclesial no tenga nada que ver con la Roma clásica parece como si la conocida frase de que Roma no paga traidores se hubiera cumplido aquí. Porque a Pastor Cuquejo Verga, hasta los apellidos le comprometen, no le han dado ni un mínimo para salvar su reputación. Como si su fama, su mala fama, hubiera sido cierta. No digo que lo sea, no lo sé, sólo que Roma no ha hecho nada para salvarla.

Creo que también debo dejar constancia de que son varias las fotografías del arzobispo en silla de ruedas. Y que esa puede ser la causa de la aceptación de la renuncia pero volvemos a lo que tantas veces hemos dicho sobre la aceptación de la renuncia de los obispos. Si es por el 401.2, aceptación anticipada, deberían especificar si es por enfermedad o por otra «causa grave» y cuando la prórroga es tan insignificante, también deberían decir si la enfermedad ha sido la causa de la premura porque en otro caso siempre cabe pensar que estaban deseando deshacerse de él.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter