'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Obispo de Mallorca, no me haga caso a mí pero hágaselo al Papa

Sí, al Papa Francisco

Ayer el Papa Francisco tuvo dos intervenciones que parecían ir dirigidas a usted. Aunque no sea usted una Universidad norteamericana ni estuviera en la misa de Santa Marta.

Yo no tengo una campaña contra usted. Simplemente me molesta que me tomen el pelo. Y usted se lo está tomando a la Iglesia. Y por tanto también a mí. Como laico mayor de edad, eso me han dicho ustedes que soy, y además con medios para expresarme, no le ataco para nada. Sólo le pongo ante su conducta. Que me parece impresentable.

A un sacerdote que pide la abolición del celibato, la ordenación de la mujer, el reconocimiento del matrimonio homosexual y el aborto en algunos casos usted tiene que amonestarle gravemente. Y no puede tenerle de vicario general de la diócesis. Eso es una vergüenza. Usted además lo sabe. Y yo se lo repetiré las veces que hagan falta hasta que ese hecho lamentable que se está produciendo en su diócesis, con su cooperación necesaria, cese. ¿Qué queda usted muy mal? Pues es cosa suya. Tiene en sus manos que cese esa situación insostenible. Me encantaría olvidarme de usted pero cuando usted deje de olvidarse de sus obligaciones de pastor. 

Le dejo las dos citadas intervenciones del Papa a ver si le mueven de una vez a ser obispo:

http://southernorderspage.blogspot.com.es/2014/01/bombshell-pope-francis-demands.html (Esta está en inglés pero si no lo entiende seguro que tiene a mano alguien qure se lo traduzca. 

Y esta otra en castellano:

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=19840

Le destaco un párrafo para que vea como puede encajar con él su conducta y lo que sostiene su vicario general:

«Fidelidad a la Iglesia; fidelidad a su enseñanza; fidelidad al Credo; fidelidad a la doctrina, custodiar esa doctrina. Humildad y fidelidad. También Pablo VI nos recordaba que nosotros recibimos el mensaje como un don y debemos transmitirlo como un don, pero no como una cosa nuestra: es un recibido que damos. Y ser fieles en esta transmisión, ser fieles. Porque nosotros hemos recibido y debemos dar un Evangelio que no es nuestro, que es de Jesús, y no debemos, decía Él, convertirnos en dueños del Evangelio, señores de la doctrina recibida para utilizarla a nuestro placer».

¿Es fiel su vicario general a la doctrina de la Iglesia? ¿La custodia? Ya puede hacer usted equilibrios en el alambre que sabe usted que terminará cayéndose. La nota explicativa de su vicario general no se la cree ni él ni usted. ¿Pretende que nos la creamos los demás?

Hoy ya nada queda oculto. Muchísima gente sabe ya como piensa el vicario general que usted se empeña en sostener. Muy mal empeño para usted. Porque está siendo cómplice de esa persona. Y de sus opiniones. No es un cura de una población perdida afectado por la tramontana. Es su vicario general. Su prmer y más destacado colaborador y además elegido por usted mismo. A usted le toca removerle y corregir la equivocación episcopal.  Todo el mundo se puede equivocar en un nombramiento. Usted se ha equivocado. Lo corrige y no pasa nada. Pero necesita la humildad de reconocerlo. Que parece no es virtud en la que sobresalga. Por mucho que la recomiende el Papa Francisco. 

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter