'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Fiesta de fray Leopoldo

En las últimas horas de su día

Manifestar mi admiración por este Beato de la Iglesia Católica es volver a sentir que la sencillez siempre está en el interior de quien menos se piensa.

El Beato Fray Leopoldo es un santo de andar por las calles de Granada durante más de cincuenta años como limosnero de la comunidad y de los pobres que acudían rogando un mendrugo de pan en aquellos díficiles años cuarenta, cuando España entera temblaba de frío por pasar hambre.

Cuando accedí a conocer su vida entera nunca me podía imaginar la veneración que por las tierras de Málaga, Granada y Jaén se tenía a este hombre de cara bonachona que llenaba los calendarios colocados en las cocinas de todas las casas de las gentes humildes, que acudían cada 9 de febrero a rezar ante su sepulcro en el Triunfo granadino.

Los favores, pequeños o grandes gracias espirituales, que llegaban a los fieles gracias a la mediación de Fray Leopoldo eran incontables, tan incontables como la larga fila que luego cada año pude ver de gente sencilla, mientras el  firmante de estas líneas estudiaba en la ciudad de los cármenes.

Recemos a Fray Leopoldo, el bienaventurado capuchino, subido a los altares en el final del verano del año 2010. Deseo vivamente verlo canonizado. Dios lo quiera.

Recomendación

Lean, amigos, El Olivo

La noche negra y triste del cine español

Pinchen aquí mismo.

Allí me hice psicólogo de verdad: 11 de marzo

Tomás de la Torre Lendínez

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter