«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
bajo los preceptos climáticos la ONU quiere colar su agenda en nuestras vidas

Los ODS no acabarán con el calor: la Agenda 2030 contra la verdad (XIII)

Atardecer en la playa de A Lanzada, en Sangenjo. Europa Press.

En el mundo hace mucho calor. Esta es la premisa con la que las Naciones Unidas plantea el decimotercer punto de su Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible. Según la Agencia para el Desarrollo de la ONU, «el cambio climático afectará a todas las personas de todos los países de todos los continentes de alguna forma». Será un caos para todos. El fin del mundo.

Con el objetivo de acabar con el cambio climático y el calentamiento global, con la pretensión de lograr veranos más fríos e inviernos más gélidos, la ONU ha diseñado algunas líneas maestras en su decimotercero de los 17 desafíos que la organización internacional se ha propuesto resolver. Indagar sobre ello se ha vuelto urgente, ya que en España tenemos un Ministerio de Asuntos Sociales, Consumo y Agenda 2030, capitaneado por Pablo Bustinduy.

Empecemos, como siempre, reconociendo dos verdades evidentes: la primera, que en el mundo hace calor. Pues claro. Desde que el hombre es hombre sale el sol cada mañana y ay del día que no salga. Chesterton dejó escrito que habrá un día que debamos desenvainar la espada para defender que el pasto es verde y otros, tristemente, ya vaticinan que deberíamos empuñarla para defender sencillamente que el pasto es pasto.

La segunda de las obviedades es que las temperaturas cambian. Algunos veranos son calurosos, otros inviernos también lo son y hay veces en las que uno se planta en mayo con temperaturas ridículas. Según este objetivo de la ONU, «se avecina un cataclismo climático y no estamos preparados para las posibles consecuencias». «Cataclismo climático» para lo que toda la vida se ha llamado Veranillo de San Martín.

Así, de este cambio de nombre, nace un cambio de mentalidad: «El cambio climático echará por tierra muchos de los avances logrados en materia de desarrollo en los últimos años. También provocará migraciones masivas que derivarán en inestabilidad y guerras». Según la Agenda 2030, el calor del verano nos llevará a las guerras.

De la misma forma, el calentamiento global nos llevará a la muerte: «El tiempo se agota y conviene tomar medidas inmediatas para evitar consecuencias catastróficas y garantizar un futuro sostenible a las generaciones futuras», explica la ONU. El tiempo se agota por lo que los gobernantes deben tomar medidas urgentes, claro. Y es aquí donde llegan las trampas.

Entre las diferentes metas concretas del decimotercer objetivo de desarrollo sostenible encontramos diversos caballos de Troya: «Mejorar la educación, la sensibilización y la capacidad humana e institucional respecto de la mitigación del cambio climático». Esto es, colar su agenda en las aulas. «Incorporar medidas relativas al cambio climático en las políticas, estrategias y planes nacionales». Esto es, colar su agenda en el BOE. O «aumentar la capacidad para la planificación y gestión eficaces en relación con el cambio climático, haciendo particular hincapié en las mujeres, los jóvenes y las comunidades locales y marginadas». Esto es, colar su agenda en nuestras vidas.

+ en
.
Fondo newsletter