«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.
Nací en Tui, (Galicia) el 14 de Septiembre de 1948. La sangre de mi madre viene de Covelo (Galicia) y la de mi padre de Allariz (Galicia). Así que ninguna duda acerca de mi pertenencia galaica. Estudié Derecho en la Universidad de Deusto y en 1973 ingresé en el Cuerpo de Abogados del Estado con el número uno de mi promoción y algunos dicen que con la mejor nota de toda la Historia de ese prestigioso Cuerpo Jurídico. Pero me atraía el mundo empresarial así que los tres años comencé mi andadura en Laboratorios Abelló S.A. y de ahí pasé a ser Vicepresidente y Consejero delegado de Antibióticos S.A., además de accionista con cerca del 25 por 100 del capital social. En 1987 lideré la venta de Antibióticos a Montedison, el poderoso grupo químico farmacéutico italiano. Nos pagaron 450 millones de dólares de aquella época, por el cien por cien de la empresa. A mi me tocaron 13.000 millones de las antiguas pesetas. Junto con Juan Abelló decidimos invertir gran parte del dinero obtenido con la venta de Antibióticos en Banesto, un banco con tradición industrial. En Octubre de 1987 fuimos nombrados consejeros y Vicepresidentes los dos; en Noviembre me nombran Consejero delegado y en diciembre Presidente. Creé la Corporación industrial Banesto y fui su presidente. Tambien presidí la aseguradora La Unión y el Fénix y la Fundación Cultural Banesto. El 28 de Diciembre de 1993, el Gobierno, con la anuencia y consentimiento de la oposición del PP (Aznar) decide intervenir Banesto. En 1994, Noviembre, el Fiscal por orden del Gobierno interpone querella criminal contra algunos miembros del consejo de Administración, pero no todos, sólo los mas próximos o cercanos a mi persona. El 24 de Diciembre de ese año 1994 me ingresan en prisión con carácter ”preventivo”. El 26 de Febrero de 1.998 me ingresan por segunda vez en prisión por apropiación indebida de 600 millones de pesetas en un caso llamado Argentia Trust. Cinco años después la Justicia Suiza envió los documentos que acreditaban sin la menor duda que no me apropié ni de una sola peseta de ese dinero, que fue cobrado por conocidos intermediarios en la sociedad española, que no fueron condenados, ni siquiera por haber mentido en juicio. En 2002, 29 de Julio, ingreso por tercera vez en prisión, ahora por condena del Tribunal Supremo que duplicó y elevó a veinte años la condena impuesta por la Audiencia Nacional por el caso Banesto. En 2008 me fue concedida la libertad condicional. El Comité de Derechos Humanos de la ONU, ante el que reclamé contra el Estado español, que fue defendido por el abogado del Estado, anuló la condena impuesta por el Tribunal Supremo por violación de Derechos Humanos. El Estado español no ha cumplido la anulación de dicho Comité, a pesar de haber suscrito y ratificado el Convenio de Derechos Civiles y Políticos. He escrito un primer libro llamado “El Sistema mi experiencia del Poder”, en 1994. Dicen algunos que tuvo que ver con mi ingreso en prisión... Tambien soy autor de “Derecho Penitenciario Vivido” (2006) , “La palabra y el Tao” (2008), “Cosas del Camino” (2009) y “Memorias de un preso” (2009) que al día de hoy (8/4/10) va por la novena edición. Por el momento esto todo lo que en síntesis puedo contar de mi trayectoria exterior, salvo aclarar que en estos momentos mi situación es de total libertad.
Nací en Tui, (Galicia) el 14 de Septiembre de 1948. La sangre de mi madre viene de Covelo (Galicia) y la de mi padre de Allariz (Galicia). Así que ninguna duda acerca de mi pertenencia galaica. Estudié Derecho en la Universidad de Deusto y en 1973 ingresé en el Cuerpo de Abogados del Estado con el número uno de mi promoción y algunos dicen que con la mejor nota de toda la Historia de ese prestigioso Cuerpo Jurídico. Pero me atraía el mundo empresarial así que los tres años comencé mi andadura en Laboratorios Abelló S.A. y de ahí pasé a ser Vicepresidente y Consejero delegado de Antibióticos S.A., además de accionista con cerca del 25 por 100 del capital social. En 1987 lideré la venta de Antibióticos a Montedison, el poderoso grupo químico farmacéutico italiano. Nos pagaron 450 millones de dólares de aquella época, por el cien por cien de la empresa. A mi me tocaron 13.000 millones de las antiguas pesetas. Junto con Juan Abelló decidimos invertir gran parte del dinero obtenido con la venta de Antibióticos en Banesto, un banco con tradición industrial. En Octubre de 1987 fuimos nombrados consejeros y Vicepresidentes los dos; en Noviembre me nombran Consejero delegado y en diciembre Presidente. Creé la Corporación industrial Banesto y fui su presidente. Tambien presidí la aseguradora La Unión y el Fénix y la Fundación Cultural Banesto. El 28 de Diciembre de 1993, el Gobierno, con la anuencia y consentimiento de la oposición del PP (Aznar) decide intervenir Banesto. En 1994, Noviembre, el Fiscal por orden del Gobierno interpone querella criminal contra algunos miembros del consejo de Administración, pero no todos, sólo los mas próximos o cercanos a mi persona. El 24 de Diciembre de ese año 1994 me ingresan en prisión con carácter ”preventivo”. El 26 de Febrero de 1.998 me ingresan por segunda vez en prisión por apropiación indebida de 600 millones de pesetas en un caso llamado Argentia Trust. Cinco años después la Justicia Suiza envió los documentos que acreditaban sin la menor duda que no me apropié ni de una sola peseta de ese dinero, que fue cobrado por conocidos intermediarios en la sociedad española, que no fueron condenados, ni siquiera por haber mentido en juicio. En 2002, 29 de Julio, ingreso por tercera vez en prisión, ahora por condena del Tribunal Supremo que duplicó y elevó a veinte años la condena impuesta por la Audiencia Nacional por el caso Banesto. En 2008 me fue concedida la libertad condicional. El Comité de Derechos Humanos de la ONU, ante el que reclamé contra el Estado español, que fue defendido por el abogado del Estado, anuló la condena impuesta por el Tribunal Supremo por violación de Derechos Humanos. El Estado español no ha cumplido la anulación de dicho Comité, a pesar de haber suscrito y ratificado el Convenio de Derechos Civiles y Políticos. He escrito un primer libro llamado “El Sistema mi experiencia del Poder”, en 1994. Dicen algunos que tuvo que ver con mi ingreso en prisión... Tambien soy autor de “Derecho Penitenciario Vivido” (2006) , “La palabra y el Tao” (2008), “Cosas del Camino” (2009) y “Memorias de un preso” (2009) que al día de hoy (8/4/10) va por la novena edición. Por el momento esto todo lo que en síntesis puedo contar de mi trayectoria exterior, salvo aclarar que en estos momentos mi situación es de total libertad.

Corrupción, mediocridad y encima ¿frivolidad? El caso Nicolás.

25 de noviembre de 2014

Me sentiría interiormente mucho mas reconfortado si pudiera concluir con sinceridad que todo queda en una simple anécdota o una prueba más de la frivolidad que inunda la arena política y muchos sectores de nuestra sociedad. Pero desgraciadamente no pienso asi, o algo no me deja concluir de semejante manera en torno  al asunto del llamado pequeño Nicolás, que, aunque parezca mentira, ha merecido hasta editoriales de ciertos medios escritos que se autoconsideran paradigmas de la seriedad informativa.

Algunas semanas atrás, una persona de solvencia moral reconocida y que maneja información de calidad, me relataba atónito que el Gobierno quería negociar con Pujol. Pero este intento negociador no era el motivo de su estado de ánimo sino que desde Vicepresidencia del Gobierno se había encargado de semejante misión a un niño de veinte años, sin que se supieran los atributos del individuo para ejecutar tan delicada misión. La idea —me decía mi informador— era acudir a Barcelona, entrevistarse con la familia Pujol, y ofrecerle a cambio de parar la seudoconsulta del 9 N, una suerte de inmunidad o de trato favorable en los problemas penales que les acechan. Para garantía de anonimato, el chico en cuestión viajaría en coche y dormiría en casa de un conocido ex-empresario catalán, que en tiempos tuvo magníficas relaciones con los Pujol —fue elogiado en público por el Presidente de la Generalitat de entonces— y al que se le atribuye, además de un actual odio africano una suerte de caudal informativo comprometedor para la familia que en tiempos fue su mejor aliada. Me quedé asombrado, lo admito, pero no le di mas vueltas, porque tenía otras cosas en las que pensar. Quizás algún flash del tipo “esta gente esta mal de la cabeza” o algo parecido, pero, como digo, me concentré en mis asuntos, una vez que mi experiencia me enseña que en este modo de ejercer el poder y de hacer política que sufrimos desde hace años cualquier cosa, incluso la que me relataban, es posible, e incluso probable.

Poco después estalló el escándalo precedido por una superabundancia de documentos gráficos en los que un tal Nicolas aparecía con personajes conocidos del mundo empresarial y político nacional, sin que, insisto, se supiera bien las razones, motivos o fundamentos de semejantes relaciones. Ya se que una fotografía con un político hoy en día es algo corriente y cualquiera puede obtenerla. Pero hay cosas que no son tan fáciles, o no deberían, como, por ejemplo, el saludo al nuevo Rey que se evidencia gráficamente, con un gesto en la mirada que me parece elocuente. ¿Cómo y por qué es llamado a esa recepción de Palacio?.¿Es verdad que una imagen vale mas que mil palabras?

 Como la cosa se complicaba el joven Nicolás es detenido acusado de una serie de delitos. Y para continuar con el culebrón aparece en espacios televisivos de alcance nacional y consigue cifras increíbles de audiencia. Uno se pregunta ¿qué sucede para que la sociedad española consuma semejante espectáculo?  Pues que estamos tan desencantados que  nos creemos cualquier cosa que afecte a la clase política, y si encima tiene componentes morbosos —como es el caso— pues mucho mejor

Lo preocupante comienza cuando el joven en cuestión revela cosas que afectan a la esencia misma del Estado de Derecho. Por ejemplo, que recibe el encargo de la Casa Real de negociar con Manos Limpias la retirada de su acusación contra la Infanta Cristina para evitar su presencia y condena en juicio oral. Por ejemplo, que recibe el encargo de obtener informaciones comprometidas para Esquerra Republicana de Cataluña con el fin de desestabilizarla y de ese modo atajar la solución del problema secesionista.  Lo curioso es que el relato del asunto Pujol efectuado por ese tal Nicolás coincide literalmente con el que me hizo mi interlocutor mucho antes de que nada de esto viera la luz. Y parece que al menos en la entrevista con Pujol y la estancia en casa del empresario hay pruebas de veracidad. Seamos serios: estamos hablando de la soberanía nacional, de la unidad de España, de la Casa Real, de la prostitucion de la Justicia…en fin, asuntos de alto voltaje

Pensemos. No tiene el menor sentido la historia. No podemos haber caído tan bajo. Es verdad que las cloacas del poder están siempre repletas, pero se supone que los servicios secretos, la Casa Real y la Vicepresidencia del Gobierno no ceden a cotas de semejante frivolidad. Que alguien presiona a Pujol, me parece obvio. Que alguien intenta parar la imputación de la Infanta, me resulta evidente, y basta con ver el tremendo espectáculo ofrecido por el Fiscal Horrach para darse cuenta de hasta dónde pueden llegar esos deseos . Que les encantaría encontrar soto voce una solución al secesionismo catalán, es obvio de toda obviedad. Pero que de semejantes cometidos se encargue a un niño de 20 años, es  harina de costal muy diferente. Y que para ello se prostituya el Estado de semejante manera, es de no recibo.

Lo malo, lo peor, es que según me cuentan los que lo vieron, el tal Nicolás ofreció unas entrevistas en la que se comportó con solidez y, guste o no, dio apariencia de credibilidad. Lo malo, lo peor, es que mucha gente del pueblo llano le resulta creíble su relato. Lo malo, lo peor es que estamos tan mal que esas barbaridades son recibidas como probablemente ciertas. Y lo peor de lo peor consiste en desmentidos oficiales, nada menos que oficiales, desde Vicepresidencia del Gobierno, CNI y Casa Real. ¿Desde cuándo esos altos organismos se ocupan de desmentir oficialmente a una fabulador de veinte años? No me vale con que me digan que cuenta medidas verdades, porque en ese caso les exijo que me digan cual es la mitad verdadera y con ella ya me encargaré yo de reconstruir el resto.

 

No puede ser que un Estado serio encuadrado en la Unión Europea sufra un bochorno de este alcance. Los extranjeros que nos contemplen dirán que eso de la pandereta se queda corto para explicar nuestra realidad nacional. Esto no puede quedar asi. Es necesario llegar al fondo del asunto aunque solo sea para recuperar algo de confianza en nosotros mismos, para pensar que además de todas las carencia que tenemos, encima nuestro Estado y sus dirigentes no son un dechado de profunda estupidez e inigualable frivolidad. Y hay que hacerlo porque, guste o disguste, hay algunas evidencias comprometedoras, o cuando menos merecedoras de sospecha. Después de un desmentido oficial tiene que existir una reacción oficial. Y si es un farsante, estafador, suplantador de funciones públicas, debe actuar la Justicia y dejar el asunto claro y a nuestras conciencia de españoles  tranquilas. Claro que hemos llegado a un punto en el que nadie cree en la objetividad e imparcialidad de la Justicia. Por eso la calle opina que a ese chico lo van a encarcelar para que no siga contando cosas, y me dicen ¿recuerdas a Bárcenas?  Pues si. Lo recuerdo. Si claro….Por eso digo que lo malo, lo peor, es que hemos llegado a un punto en que nos creemos cualquier cosa. Bueno, no, lo peor es que encima esas atrocidades que nos creemos puedan ser total o parcialmente verdad. No se puede vivir asi. Una cosa es la mediocridad y la corrupción. Pero encima la frivolidad ya es demasiado. Urge aclararlo.

.
Fondo newsletter