«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Escritora y artista hispano-francesa. Nacida en La Habana, Cuba, 1959. Caballero de las Artes y Letras en Francia, Medalla Vérmeil de la Ciudad de París. Fundadora de ZoePost.com y de Fundación Libertad de Prensa. Fundadora y Voz Delegada del MRLM. Ha recibido numerosos reconocimientos literarios y por su defensa de los Derechos Humanos.

Biografía

Escritora y artista hispano-francesa. Nacida en La Habana, Cuba, 1959. Caballero de las Artes y Letras en Francia, Medalla Vérmeil de la Ciudad de París. Fundadora de ZoePost.com y de Fundación Libertad de Prensa. Fundadora y Voz Delegada del MRLM. Ha recibido numerosos reconocimientos literarios y por su defensa de los Derechos Humanos.

Macron y el títere tirano

26 de junio de 2023

Señor Presidente de Francia, Emmanuel Macron, no sé yo ya cuántas cartas le he enviado pidiéndole reunirme con usted para que conversemos sobre los presos políticos cubanos y la posibilidad de negociar con el régimen de La Habana su inmediata libertad, ni una respuesta en ese sentido he recibido de su parte. Aquí una de esas cartas y aquí otra en vídeo y, como esas, numerosas…

La suma de encarcelados ascendió en el mes de mayo del 2023, según Prisoners Defenders, a 1.037 personas inocentes, condenadas por el mero hecho de opinar distinto al régimen, y de manifestar pacíficamente sus anhelos de vivir por fin en libertad tras más de 64 años de tiranía. 

En esa cifra se encuentran 35 menores, según José Raúl Rodríguez Rangel, médico cubano exiliado en Argentina, militante del Frente Antitotalitario Unido (FANTU), cuyo líder es Guillermo Coco Fariñas Hernández, Premio Sajarov por los DDHH, otorgado por el Parlamento Europeo.

Esta cifra de presos y hechos debiera hacerle a usted reflexionar, si es que tanto le importa el planeta tierra, comprendiendo sus islas y archipiélagos, como lo es Cuba. ¿O es que a usted, como a tantos otros líderes, el planeta Tierra sólo le interesa sin los seres humanos que lo viven y pueblan

Recuerde que una parte importante de los seres humanos que habitan este planeta (que a usted parece inquietarle tanto) le ha elegido como el presidente de Francia para que les represente; o sea, para que saque la cara por ellos frente a la ignominia de este mundo, que no se reduce al clima y sus supuestos cambios.

La decepción que nos hemos llevado los cubanos que vivimos en Francia (y los del exilio en todas partes del mundo) es monumental al verle a usted totalmente partido por el eje, derretido de ternura frente al títere nombrado por el tirano Castro II en esa cumbre Global Citizen recientemente celebrada en Francia por la salvación del planeta Tierra.

Usted, más que risueño, estuvo al lado de un criminal que no dudó en dar la orden de combate contra el pacífico pueblo cubano en las calles durante las jornadas del 11 y 12 de julio del 2021, en las que fueron vilmente asesinados dos jóvenes, y una madre se suicidó al conocer el crimen cometido contra su único hijo.

Sepa que este títere castrocomunista no se pierde cumbre o cumbreta para —además de llenarse él la panza, y llenarle la panza a la primera titeresa y la de su hijo titeresito que ahora también les acompaña del Vaticano a los restaurantes más lujosos europeos— mendigar, qué digo mendigar, exigir grandes sumas de dinero, o sea millones, para continuar nutriendo a esa tiranía que ya se ha devorado no sólo a toda una isla, Cuba, sino a varios países de Iberoamérica: Nicaragua, Venezuela, Argentina, Bolivia, Perú… Y ha querido también, y están en trámites de cumplirlo (si algo no cambia de manera radical el 23J), de tragarse a España, y a Estados Unidos, sostenidos por sus potentes aliados, China, Rusia, e Irán.

Señor Macron, no le enviaré ni una sola carta más, no sólo a usted, tampoco a los miembros de su gobierno, usted y su gobierno se han aliado con lo peor de este mundo, y así hemos de interpretarlo. 

Usted no defiende a la Tierra ni a nada, usted es otro mamerto oportunista de los que dan dentera y vergüenza; por eso no me extrañó que, en el concierto organizado tras el evento, el pueblo francés exigiera su dimisión a voz en cuello, y que no se detuviera al reclamarlo a gritos, incluso si la primera ministra de Barbados, Mia Mottlet, presentadora ocasional, trató desde el escenario y con su infame ignorancia, aleccionar a todo pueblo que a usted lo desprecia más que nunca. Hoy, sin ambages, yo también me sumo a exigir su dimisión inmediata: Macron démission!

.
Fondo newsletter