'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.
Alejo Vidal-Quadras - (Barcelona, 1945), Doctor en Ciencias Físicas y Catedrático de Física Atómica y Nuclear, desarrolló entre 1968 y 1989 una fecunda trayectoria en los campos de su especialidad: la Física de las Radiaciones, la Radioactividad Ambiental y la Radioprotección. Ha ejercido su labor investigadora y docente en la Universidad de Barcelona, en la Universidad Autónoma de Barcelona, en el Centre de Recherches Nucléaires de Estrasburgo y en el University College de Dublín. Ha sido Senador en representación del Parlamento de Cataluña y presidente de la comisión de Educación y Cultura del Senado entre otras responsabilidades institucionales. Fue presidente del Partido Popular de Cataluña durante el período 1991-1996 y candidato a la presidencia de la Generalitat en 1992 y 1995. En su etapa al frente del partido, el PP triplicó sus escaños en la Cámara catalana, así como el número de concejalías en Cataluña. Vidal-Quadras fue Diputado del Parlamento Europeo y Vicepresidente de dicha Cámara de 1999 a 2014, donde fue asimismo miembro particularmente activo de la Comisión de Industria, Energía e Investigación. En abril de 2008 recibió la Orden nacional francesa de la Legión de Honor en la categoría de Oficial, por su decisiva labor legislativa en el campo de la energía. Entre sus libros podemos citar Cuestión de fondo (1993), En el fragor del bien y del mal (1997), Amarás a tu tribu (1998), y La Constitución traicionada (2006). Es colaborador habitual del grupo Intereconomía.@VidalQuadras"""

Ver la biografía

Alejo Vidal-Quadras - (Barcelona, 1945), Doctor en Ciencias Físicas y Catedrático de Física Atómica y Nuclear, desarrolló entre 1968 y 1989 una fecunda trayectoria en los campos de su especialidad: la Física de las Radiaciones, la Radioactividad Ambiental y la Radioprotección. Ha ejercido su labor investigadora y docente en la Universidad de Barcelona, en la Universidad Autónoma de Barcelona, en el Centre de Recherches Nucléaires de Estrasburgo y en el University College de Dublín. Ha sido Senador en representación del Parlamento de Cataluña y presidente de la comisión de Educación y Cultura del Senado entre otras responsabilidades institucionales. Fue presidente del Partido Popular de Cataluña durante el período 1991-1996 y candidato a la presidencia de la Generalitat en 1992 y 1995. En su etapa al frente del partido, el PP triplicó sus escaños en la Cámara catalana, así como el número de concejalías en Cataluña. Vidal-Quadras fue Diputado del Parlamento Europeo y Vicepresidente de dicha Cámara de 1999 a 2014, donde fue asimismo miembro particularmente activo de la Comisión de Industria, Energía e Investigación. En abril de 2008 recibió la Orden nacional francesa de la Legión de Honor en la categoría de Oficial, por su decisiva labor legislativa en el campo de la energía. Entre sus libros podemos citar Cuestión de fondo (1993), En el fragor del bien y del mal (1997), Amarás a tu tribu (1998), y La Constitución traicionada (2006). Es colaborador habitual del grupo Intereconomía.@VidalQuadras"""

Pactos

24 de febrero de 2016

Todo indica que el acuerdo sobre un programa de gobierno entre Ciudadanos y el PSOE ha sido alcanzado. Teniendo en cuenta que los dos comparten el llamado consenso socialdemócrata, con matices más liberales por parte de Ciudadanos y más intervencionistas por parte del PSOE, no parecía difícil buscar y hallar un punto de encuentro en el terreno socio-económico. Afortunadamente, ha prevalecido el sensato planteamiento del partido naranja de no subir el IRPF, salvando así a la sufrida clase media de la pauperización a la que quiere llevarla Podemos. En cuanto a la modificación del artículo 135 de la Constitución para que el control del déficit no ponga en peligro los derechos sociales, es un brindis al sol de carácter declarativo apto para tranquilizar conciencias progresistas sin mayor efecto práctico. La supresión de las Diputaciones es una medida conveniente porque la superposición de Administraciones en España es escandalosa además de ineficiente y carísima. Todo lo que hacen estos organismos provinciales propios de un Estado unitario administrativamente descentralizado lo pueden asumir las Comunidades Autónomas porque carece de sentido federalizar para seguir acumulando corrupción y burocracia innecesaria. En cuanto al saneamiento de las instituciones, la despolitización de la justicia y la supresión de anacrónicos privilegios de la clase política, sean bienvenidos si hay verdadera voluntad de limpiar los establos. Si Pedro Sánchez y Albert Rivera sumaran más de ciento setenta y cinco escaños ya tendríamos Gobierno y se produciría un suspiro de alivio que recorrería un país muy necesitado de buenas noticias. Sin embargo, con ciento treinta, se hace imprescindible la abstención del PP, dado que la de Podemos es imposible.

Existe también, por supuesto, la remota posibilidad de que una vez ultimada la convergencia con Ciudadanos se alcance un entendimiento con las tribus de Pablo Iglesias compatible con el cerrado con Rivera. Por lo que sabemos de los planteamientos de ambos, esta opción no luce viable. Es completamente imposible que los chavistas versión ibérica acepten una agenda política que permita funcionar, aunque sea mínimamente, a una economía de mercado. Además, sus fantasías sobre la autodeterminación homologando a Cataluña con una colonia de España, resultan incompatibles con la visión racional y constitucional de Ciudadanos sobre este tema. Por consiguiente, lo más seguro es que Pedro Sánchez se presente a la sesión de investidura acompañado exclusivamente de Albert Rivera. Y aquí es donde comienza el problema para el Partido Popular. Si tuviese alguna preocupación por el interés general, se abstendría acabando así con la incertidumbre que tanto daño está haciendo a la recuperación y podría sumarse a las reformas que tanto necesitamos. De paso, se libraría del pesado lastre que representa Rajoy, absolutamente achicharrado a estas alturas, y estaría en condiciones de organizar un Congreso abierto con primarias y renovar por completo su cúpula. Después de un período terapéutico en la oposición tutelando a un Ejecutivo minoritario y protegiéndolo de los embates de los populistas y los independentistas, se encontraría en condiciones de volver a aspirar a una mayoría más amplia con un liderazgo renovado y una base ideológica y programática fortalecida.

Si, por el contrario, el PP sigue en su parálisis de boxeador noqueado y se pliega a los deseos del Presidente de Gobierno en funciones de sabotear cualquier fórmula que él no encabece, en unas nuevas elecciones verá sus ya escasas mesnadas menguar aún más y caminará de manera suicida hacia la irrelevancia. En Italia hace veinticinco años Tangentópolis liquidó a partidos que se suponían indestructibles y la ignorancia de la Historia condena a repetirla. Normalmente, en la naturaleza, cuando todo falla, los animales recurren al instinto de conservación como último recurso ante una amenaza letal. Sería extraño que el PP actuase en las presentes circunstancias con menos capacidad de reacción que cualquier invertebrado.

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter