«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Actor. Cine, teatro y televisión. Fue diputado en el Congreso de los Diputados y jefe de grupo en las Cortes Valencianas. Actualmente trabaja en 7NN. Dirige y presenta 'ConToni' los sábados por la noche.
Actor. Cine, teatro y televisión. Fue diputado en el Congreso de los Diputados y jefe de grupo en las Cortes Valencianas. Actualmente trabaja en 7NN. Dirige y presenta 'ConToni' los sábados por la noche.

Spain is back

10 de diciembre de 2023

Parece que fue hace un siglo cuando Laya, exministra de Exteriores, soltó lo de «Spain is back». Tres años después, la UE nos tacha de mentirosos porque Bolaños les usa para justificar la amnistía, estamos a la cola de la OCDE en los resultados Pisa, tenemos problemas con algunos de los países más civilizados de nuestro entorno mientras nos alineamos con la Palestina de Hamás y dos grupos parlamentarios negocian nuestro futuro sin luz ni taquígrafos en un despacho de Suiza con un mediador salvadoreño experto en acuerdos con grupos narcoterroristas. Spain is back, sí. Pero, ¿adónde?

¿Qué más da la amnistía?, dice la izquierda. Lo importante es seguir avanzando en políticas sociales. Bueno, tras años de progresismo, ya somos el tercer país más pobre de la Unión Europea, sólo por delante de Rumanía y Bulgaria. Encabezamos las listas de paro adulto y juvenil. Primeros en caída de renta de las familias en la OCDE, cuartos en quiebras de empresas y hemos sido los últimos en recuperar el PIB prepandemia. Además, se ha doblado el número de hogares que no pueden encender la calefacción: de un millón cuatrocientos mil hemos pasado a tres millones trescientos mil. ¿Recuerdan todos los especiales que se hicieron sobre pobreza energética? Esperen sentados a que se repitan. Los resultados de Pisa vuelven a señalar lo evidente: España sigue cavando más hondo. Y Cataluña y el País Vasco se despeñan.

Da risa leer sesudos comentarios que hablan de la responsabilidad de la inmigración en el asunto —como si Madrid no tuviera los mismos índices que las comunidades nacionalistas— y asistir a auténticas cabriolas para evitar al elefante de la inmersión lingüística en la habitación. Deben referirse a aquellas personas «que por su aspecto físico o por su nombre no parecen catalanes», como decía, evidenciando su racismo, una señora de Junts, socios actuales del PSOE, que llegó a presidir el parlamento catalán. Parece que cuando están contra las cuerdas son capaces de aceptar a la inmigración como parte del problema. Pero ¡ay! si sacas el tema para profundizar en el análisis de la violencia contra las mujeres, por poner un ejemplo. En el País Vasco, por cierto, vuelven a estar de moda los payasos proetarras. Una suerte de clowns siniestros dignos de Stephen King que cantan a los niños a favor de los terroristas. Comparen «Presos a casa, sí» con «Hola don Pepito, hola don José». Idénticos. El adoctrinamiento, en eso sí estaríamos a la cabeza de los resultados PISA. Cataluña y el País Vasco serían, al fin, líderes europeos, tirando del resto de España.

El PNV va afinando su estrategia. No sólo vamos a tener que seguir pagándoles sus pensiones, hospitales o escuelas; se van a librar de impuestos con los que han acordado grabar al resto de españoles. Es la jugada perfecta. Uno de los territorios más ricos no sólo deja de contribuir con los más pobres —¡qué progresista todo!— sino que además se quita un lastre que impone al resto. ¿A eso no lo llaman dumping fiscal? Pues el caso es que ni aún así despegan. La inutilidad del nacionalismo.

Pero Spain is back, sí. España ha vuelto. ¿Adónde? Menudo futuro nos espera. Sira Rego, una de las ministras pro Hamás de nuestro gobierno, dice que hay que proteger a la infancia y a la juventud del cambio climático. No es cierto. Hay que protegerla del socialismo.

.
Fondo newsletter