'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Ver la biografía

Tráfico: es por tu bien

30 de julio de 2013

Prohibición de detector de radares, obligatoriedad del uso de casco para menores en bicicleta. Son las medidas aprobadas esta pasada semana por el hiperintervencionista Gobierno de España. A partir de ahora, los españoles que lleven en sus vehículos esos aparatitos que emiten un sonidito avisando que hay que bajar el pie del acelerador en la recta más recta de la carretera, que es donde estos estatistas preocupados por tu salud colocan el invento, podrán ser multados por resistirse a los encantos de papá Estado. Es por tu bien. ¿Y el niño? El niño a partir de ahora, a ponerse casco si quiere montar en bici, poniendo en riesgo a los peatones como se ha puesto de moda en España, por las aceras.Pues bien, estudios serios efectuados en países en donde el uso de la bici es algo cotidiano y no sólo un entretenimiento o un deporte, como Alemania, Austria o Suiza, desaconsejan esta imposición, limitándose sus intervencionistas Gobiernos a recomendar su uso. Y no porque en dichos países el estatismo no haya triunfado y los Ejecutivos se abstengan de meter las narices en las vidas de sus ciudadanos. Qué va. Lo que sucede es que dichos Gobiernos son bastante más serios. Y es que la imposición del uso del casco puede llevar a aumentar el número de ciclistas atropellados debido a factores que aparecen con la obligatoriedad (sentimiento de seguridad, por ejemplo) convirtiendo, al fin y a la postre, el casco en algo no sólo inútil, sino incluso contraproducente. Varios estudios serios sobre el tema, como los de la Universidad de St. Gallen y de la Escuela Técnica Superior de Zúrich, publicados por el grupo Balouise en 2010, lo ponen negro sobre blanco: “Los expertos desaconsejan la obligatoriedad del uso del casco de bicicleta. De hecho, su imposición puede resultar incluso contraproducente, dado que la obligatoriedad provoca la disminución del número de ciclistas, como certifican todos los estudios internacionales hechos acerca de esta materia. Los ciclistas con casco que quedasen quedarían así más expuestos, dado que los conductores relajan la observancia de ciclistas cuando disminuye su número (“Safety in numbers”).El número de accidentes con ciclistas involucrados aumentaría. Los expertos han llegado a la conclusión de que el casco es un método de prevención, pero no la solución al problema de los accidentes con bicicleta, dado que el llevar o no casco, de por sí, sin tener en cuenta otros factores (como la educación vial del ciclista) no contribuye a hacer más segura la utilización de la bicicleta”.Aquí en España si les multan porque el niño no lleva casco, recuerden: es por su bien. El de los políticos. Que hay que hacer caja.

TEMAS |

Noticias relacionadas

.
Fondo newsletter