«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Gänswein explica que «Benedicto XVI no nació para ejercer el poder»

El secretario de Benedicto XVI descarta todas las conspiraciones sobre la renuncia del emérito

El secretario personal de Benedicto XVI, monseñor Georg Gänswein. Europa Press.

El secretario personal de Benedicto XVI ha pasado las navidades en Roma. Un año después de la muerte del Papa emérito, Monseñor Georg Gänswein se ha trasladado al Vaticano. Precisamente el 31 de diciembre, en la Basílica de San Pedro, celebró una Misa funeral por el alma de Benedicto XVI.

Durante sus días en Italia el arzobispo de Urbisaglia también ha aprovechado para mantener encuentros con periodistas y conferencias con algunos grupos de fieles. Así fue el pasado 6 de enero, día de la Epifanía, cuando mantuvo un encuentro con parroquianos del Sagrado Corazón, en Carnovali, Bérgamo.

En aquella charla, Gänswein explicó que «Benedicto XVI no nació para ejercer el poder». La auténtica «vocación» del Papa era, según su secretario personal, «esa de un profesor universitario y no de una carrera eclesiástica». Pese a todo, durante su Pontificado mantuvo «un fuerte sentido de la responsabilidad».

Preguntado sobre sus años en Mater Ecclesiae acompañando al emérito, Gänswein ha descartado todas las teorías de conspiración en torno a la renuncia de Ratzinger. Su paso atrás en 2013 «fue un golpe duro», ha reconocido. Sin embargo, en su encuentro negó las conspiraciones: «Los lobbies gay, el IOR, la pedofilia, Vatileaks… no tienen nada que ver con él».

Benedicto XVI renunció, por tanto, «por amor a Dios y a la Iglesia». «Le dije: Santo Padre, no puede hacerlo», explicó en referencia a la decisión del Papa. Pero un año después de su muerte, el arzobispo reconoce que terminó por comprender el valiente paso de Benedicto: «Había luchado y sufrido, pero que ya no tenía la fuerza física y psicológica para ejercer esa responsabilidad».

.
Fondo newsletter