«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
El tándem Osoro-Omella ha ocupado las mayores responsabilidades eclesiales desde 2020

La Iglesia española comienza un año de renovaciones: el 25% de las diócesis terminarán 2024 con un nuevo obispo

Los cardenales Juan José Omella, arzobispo de Barcelona, y Carlos Osoro, arzobispo emérito de Madrid. Europa Press

El tándem que lidera la Conferencia Episcopal Española, formado por el presidente Juan José Omella y el vicepresidente Carlos Osoro, tiene los días contados. Los dos cardenales recibieron el encargo de renovar el panorama del episcopado español a comienzos del Pontificado de Francisco y ahora están más cerca de su retiro definitivo.

La Iglesia en España inicia en 2024 un cambio de ciclo histórico, como ya ocurriera a finales del anterior milenio con el paso al lado del cardenal Antonio María Rouco Varela en 1999. El tándem Osoro-Omella ha ocupado las mayores responsabilidades eclesiales desde 2020, puesto que aglutinaron a la importancia de sus diócesis (Madrid y Barcelona), la dirección de la CEE así como de la Comisión Asesora para el nombramiento de Obispos.

Los dos purpurados han sido los encargados de presentar al Papa Francisco los candidatos para la consagración episcopal, siempre de manera informal puesto que el Derecho Canónico otorga al Nuncio de Su Santidad la potestad para sugerir la ternas con los diferentes candidatos. En el caso de España, es monseñor Bernardito Azua quien ha mantenido el equilibrio entre su derecho canónico y el peso de la dupla española.

Este año, sin embargo, todo va a cambiar. Con la retirada del cardenal Osoro hace unos meses y la previsible jubilación del cardenal Omella, la Conferencia Episcopal se reunirá en marzo para dar el relevo al frente de los obispos españoles: concretamente, del 4 al 8 de marzo, los 79 prelados españoles se reunirán en Asamblea Plenaria para elegir su nueva cúpula.

Aunque las quinielas no suelen acertar, no es así con la Iglesia. Junto al nuevo presidente y vicepresidente, los prelados también deberán elegir a los nueve miembros de la Comisión Ejecutiva, de la que ya se conocen dos asientos: el arzobispo de Madrid, monseñor José Cobo y el Secretario General de la CEE y obispo auxiliar de Toledo, César García Magán.

Más allá de la cúpula de los obispos españoles, España va a vivir un año de renovación episcopal en el 25% de sus diócesis. En la actualidad hay tres diócesis con sede vacante: Jaca, Huesca y Gerona. Y además, por edad, también hay otras nueve cuyos obispos han presentado su renuncia al Papa Francisco tras haber superado los 75 años: Barcelona, Ciudad Real, Cuenca, Lérida, Mallorca, Segovia, Tuy-Vigo, Sant Feliu de Llobregat y Mérida-Badajoz. Junto a ellos, otros cinco alcanzarán la edad de jubilación: Cádiz y Ceuta, Cartagena, Málaga, Tenerife y Urgell. Así, 17 de las 70 diócesis de España, un 25 % del total, esperan relevo

.
Fondo newsletter