'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Efectos especiales de proporciones bíblicas

Jesús de Nazaret, Noé, Moisés y la Virgen María son los nuevos ‘héroes’ de Hollywood. La Biblia, fuente de inspiración para el cine estadounidense en las décadas de los años 50 y 60, vuelve a las pantallas de todo el mundo con grandes superproducciones repletas de inagotables efectos especiales, actores de primera línea y mucha acción. ‘Son Of God’ (‘Hijo de Dios’), ‘Noé’‘Éxodus’ y ‘Mary, Mother of Christ’ (‘María, Madre de Cristo’) son sólo algunos de los filmes que, con algunos previsibles ‘retoques’ en sus historias, prometen convertirse en éxitos absolutos de taquilla.

‘Vida y Pasión de Jesucristo’ (1907), que vio la luz en los albores del cine, fue una de las primeras películas en hundir sus raíces en la Biblia a través de los distintos pasajes de la vida de Jesucristo. Más tarde llegaron a las pantallas las primeras versiones de ‘Quo Vadis?’ (1912) y ‘Ben-Hur’ (1925) –la película más cara del cine mudo- o ‘La Pasión de Juana de Arco’ (1928). Eran películas que ya anunciaban lo que vendría después: varias décadas de oro para el cine bíblico en las que las Escrituras se convirtieron en un pozo de inspiración para los productores y directores. Así, llegaron a las pantallas de todo el mundo –y a las más prestigiosas entregas de premios cinematográficos- ‘Los Diez Mandamientos’ (1956), ‘Quo Vadis’ (1951), la mítica ‘Ben-Hur’ (1959), ganadora de 11 Óscars de la Academia, y ‘Rey de Reyes’ (1961), ‘La historia más grande jamás contada’ (1965) o  ‘La Biblia’ (1966), entre muchas otras.

Aunque en los últimos años ha habido un goteo de películas religiosas –entre las que destaca ‘La Pasión de Cristo’ (Mel Gibson, 2004)-, lo cierto es que la tendencia sigue vigente en el cine actual. Este año vuelven las historias épicas, repletas de personajes conocidos y dirigidas a un público familiar, pero con una gran diferencia respecto a los filmes clásicos: sus impresionantes efectos especiales y millones de dólares de inversión.

Este año, la primera película en ‘inundar’ de espectadores las salas de cine será ‘Noé’ (Darren Aronofsky, 2014), cuyo estreno en España está programado para el 4 de abril. Russell Crowe, Jennifer Connelly, Anthony Hopkins y Emma Watson ponen cara a los personajes de este pasaje de la Biblia en el que Noé construye su conocida arca para simbolizar el nuevo inicio de la humanidad tras una inundación que arrasa la tierra.

Las críticas, no obstante, no han sido benevolentes con la película de Aronofsky: por un lado, algunos sectores han asegurado que ‘Noé’ no se ajusta a la historia del Antiguo Testamento, obligando a la productora a recordar que se trata de una “inspiración” en la vida de Noé y que por ello se han tomado sus “licencias artísticas”. “Creemos que la película  es fiel a la esencia, valores e integridad de una historia que es piedra angular de la fe de millones de personas en todo el mundo”, añadían.

Para añadir más polémica, los actores de la película hicieron una visita al Vaticano, donde el propio Papa Francisco canceló la reunión que iba a mantener con ellos. Según la revista Variety, al pontífice le preocupaba causar “un espectáculo” si se vinculaba al largometraje, aunque meses atrás quiso invitar a la verdadera protagonista de ‘Philomena’, que cuenta una historia muy crítica con la Iglesia Católica.

Otra película de grandes proporciones es ‘Exodus’, dirigida por Ridley Scott y programada para su estreno en España el 12 de diciembre de 2014. En esta ocasión, Christian Bale, María Valverde y Joel Edgerton se ponen al frente del elenco para narrar la travesía por el desierto del pueblo liderado por Moisés, con un guión de Steven Zaillian (‘La lista de Schindler’) y un presupuesto de 130 millones de dólares. El rodaje se ha repartido entre Almería, Inglaterra y Marruecos y han participado más de 3.000 extras.

La que aún no tiene fecha de estreno en España es ‘Son of God’ (‘Hijo de Dios’), una película que vuelve a narrar la vida de Jesús de Nazaret desde su nacimiento hasta su crucifixión y posterior resurrección. Dirigida por Christopher Spencer, se estrenó en Estados Unidos el pasado febrero y es una adaptación la  miniserie americana ‘La Biblia’, de gran impacto internacional. Por el momento se ha estrenado en 3.260 salas y recaudó más de 30 millones de dólares en su primera semana.

Y llegará en 2015 la precuela de ‘La Pasión de Cristo’, ‘María, Madre de Cristo’. Los guionistas del exitoso filme de 2004 de Mel Gibson, Benedict Fitzgerald y Barbara Nicolosi, se unen al director australiano Alister Grierson para recrear la vida de la Virgen hasta que Jesús cumplió los 12 años y, en especial, en su huida de las manos de Herodes.

Aquí no acaba el ‘diluvio’ de películas religiosas. Llegarán también a las pantallas, aunque aún se saben pocos detalles sobre ellas, ‘Dioses y Reyes’ -previsiblemente dirigida por el premiado Ang Lee-, otra nueva versión de la vida de Cristo en manos del polémico director Paul Verhoeven que se centrará en el tema del perdón y la historia de Poncio Pilato con la posible presencia de Brad Pitt.

Por su parte, también se estrenarán este año dos películas que exploran la vida del Papa Francisco: ‘Historia de un cura’, escrita y dirigida por el argentino Alejandro Agresti y protagonizada por el actor Rodrigo de la Serna, y otra, una miniserie italiana, que podría contar con la presencia de Antonio Banderas a la cabeza. Sin embargo, será el documental ‘Francisco de Buenos Aires’ el que posiblemente retrate con toda veracidad la vida de Jorge Mario Bergoglio.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter