Diario de Información y Análisis de Intereconomía

La vía de Negrín, el trabajo esclavo impuesto por los frentepopulistas

Uno de los tópicos, en gran parte desmentido por la documentación publicada, de la izquierda española es que la Basílica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos fue construida por mano de obra esclava tras la Guerra Civil. La verdad es que la legislación permitía la aplicación de la pena de cárcel por medio del trabajo como obrero en la construcción.

Donde sí que hubo mano de obra esclava fue en la construcción de la vía ferrea que unía Torrejón de Ardoz con Tarancón. La llamada vía de los 40 días o vía de Negrín se inauguró el 11 de junio de 1938 y estuvo en funcionamiento durante dos años. Se le llamó inicialmente la vía de los 40 días porque el plan, impulsado por el presidente republicano Juan Negrín, era que los 91,3 kilómetros de tendido ferreo fueran construidos en ese plazo de tiempo. Sin embargo, se emplearon finalmente 100 días en su construcción.

Para realizar esta importante obra de infraesructura se empleó a cerca de 12.000 personas. De ellas, dos terceras partes eran prisioneros políticos sacados de las cárceles republicanas, muchos de los cuales fueron asesinados cuando ya no eran útiles para el trabajo.

Entre los presos destacaban los religiosos y los militares a los que se obligaba a trabajar en jornadas de doce o catorce horas. En el recorrido de la nueva vía tuvieron que construir diez túneles, salvar desniveles importantes y construir tres estaciones y ocho apeaderos. Todo ello con escaso material y dirigidos por el Batallón de Fortificaciones del Ejército Popular de la República.

Los presos eran alojados en diversos edificios a lo largo del trazado de la vía ferrea. En la capilla de Nuevo Baztán en la que estuvieron alojados durante varias semanas, se conserva una placa que recuerda la estancia de estos presos que fueron usados como esclavos.

La construcción de este trazado ferroviario, que permitió la entrada de comida y suministros a Madrid, era conocida por el alto mando del ejército de Franco. Éste, decidió no bombardear las obras de construcción porque sabía que la mano de obra que se estaba usando eran prisioneros usados como esclavos por los republicanos.

El proyecto que tenía un plazo de construcción de 40 días, se terminó en 100, por eso el nombre del trazado se cambió y en le bando republicano se le llamó la vía de Negrín.

Puedes comentar el blog con el autor en @Juanerpf o en la página de Facebook Los Crímenes del Comunismo y el twitter del blog: @crimencomunismo 

Otras entradas del blog Crímenes del comunismo que te pueden interesar:

- Indalecio Prieto, el socialista que asesinaba a la sombra

- Las brigadas mixtas, una máquina de asesinar al servicio del Frente Popular

- Desangrados y descuartizados por pertenecer a la Adoración Nocturna

- Fusilar y dinamitar al Sagrado Corazón, la macabra diversión de las milicias

- 276 menores asesinados en Paracuellos, ¿memoria histórica?

- La tradición de la izquierda española de quemar iglesias, aunque no haya guerra

- Los 18 mártires de Cóbreces, ahogados y descuartizados por odio a la fe

- ¿A qué se refieren los podemitas con 'Arderéis como en el 36'? (Primera parte)

- ¿A qué se refieren los podemitas con 'Arderéis como en el 36'? (Segunda parte)

- ¿A qué se refieren los podemitas con 'Arderéis como en el 36'? (Tercera parte)

Publicidad
Publicidad