«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
'Brasil solo celebrará las presidenciales si son limpias y democráticas'

Bolsonaro no acepta las intimidaciones del Tribunal Superior Electoral y reitera la necesidad del recuento físico de los votos

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. EUROPA PRESS

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha asegurado este martes que no aceptará «intimidaciones» del Tribunal Superior Electoral (TSE), después de que el organismo abriera una investigación contra él por sus denuncias al sistema de votación, y ha acusado a su titular, el juez Luís Roberto Barroso, de buscar «imponer su voluntad».

«No aceptaré intimidaciones. Voy a continuar ejerciendo mi derecho como ciudadano a la libertad de expresión, a criticar, escuchar, atender, y por encima de todo, la voluntad popular», ha dicho Bolsonaro en una de sus habituales conversaciones con sus seguidores a las puertas del Palacio de la Alvorada.

Las palabras de Bolsonaro se producen un día después de que el TSE emitiera un comunicado en el que todos sus integrantes, desde 1988, defendían la legitimidad del modelo de votación y abrieran una investigación contra el presidente por sus continuas denuncias al sistema electoral.

Bolsonaro aseguró en uno de sus directos en Facebook que tenía «pistas» y fuertes sospechas» de que el sistema de votación electrónico estaba viciado.

«El juez Barroso le hace un flaco favor a la nación brasileña. Cooptando gente del Supremo, queriendo traer para sí, o del TSE, como si fuese una pelea mía contra el TSE o el Supremo», dijo un Bolsonaro, quien asegura que la disputa es contra «un juez del Supremo que también es presidente del TSE, queriendo imponer su voluntad«.

Bolsonaro centra sus denuncias hacia las urnas electrónicas, presionando para lograr que a través del sufragio impreso se pueda ejercer el derecho a acudir a las urnas. Por ello sus aliados han presentado una propuesta de enmienda de la Constitución para que estas máquinas emitan un comprobante del voto emitido.

El presidente ha vuelto a insistir como ya hiciera hace unos meses en que Brasil solo celebrará las presidenciales si son «limpias y democráticas». «No serán admitidas elecciones dudosas el año que viene», ha dicho ante sus seguidores, tal y como ha informado el diario brasileño ‘O Globo’.

En ese sentido, Bolsonaro ha advertido de que si «Barroso continúa siendo insensible» y puesto que él debe «lealtad al pueblo», convocará «una concentración» en la Avenida Paulista de Sao Paulo «para dar un último recado a aquellos que osan golpear la democracia. Si el pueblo está conmigo, haremos que la voluntad popular se cumpla».

.
Fondo newsletter