'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
cobraba una media de 4.000 euros por tramitación

Cae una organización criminal que falsificaba documentos para obtener la reagrupación familiar de inmigrantes ilegales

Momento de la detención de uno de los implicados. Policía Nacional
Momento de la detención de uno de los implicados. Policía Nacional

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal que cobraba hasta 4.000 euros por falsificar documentos, presuntamente, para obtener la autorización de residencia por reagrupación familiar.

Esta red, según fuentes de la Policía Nacional, estaba diversificada en dos ramas; por un lado la que se dedicaba a la falsificación de documentos en Zaragoza y, por otro, la que se encontraba en Murcia, dedicada a la captación de clientes.

En total han sido detenidas 48 personas, quince de ellas pertenecientes a la organización criminal mientras el resto, 33 en total, eran clientes que habían solicitado sus servicios, todos ubicados en Murcia, Zaragoza, Jaén y Palma de Mallorca. Todos ellos han sido detenidos por pertenencia a organización criminal, falsificación documental y favorecimiento de la inmigración ilegal. Además, a cuatro de ellos se les imputa también un delito de defraudación de suministro eléctrico.

La operación se desarrolló en dos fases y se inició con un primer operativo en Zaragoza donde se detuvo a 12 personas. En esta fase se intervino un gran número de documentos falsificados, dos sellos de estampación, cuatro equipos informáticos, tres tablets, 13 teléfonos móviles, una impresora, diversos dispositivos de almacenamiento externo y dos vehículos, además del material relacionado con la defraudación del fluido eléctrico. En la segunda fase se detuvo a 36 personas repartidas en Murcia (31), Zaragoza (3), Jaén y Palma de Mallorca.

Zaragoza era el punto donde, según informan los agentes, se procedía a la falsificación de nóminas, empadronamientos e informes de viviendas: todo lo requerido por las autoridades gubernativas para garantizar que el expediente de reagrupación familiar resultara favorable a sus clientes. Por su parte, Murcia era el punto geográfico donde la red criminal llevaba a cabo la captación de clientes.

En total esta red cobraba una media de 4.000 euros por la tramitación, por lo que se estima que, hasta su desarticulación, ha obtenido un beneficio de 200.000 euros aproximadamente.

Noticias de España

.
Fondo newsletter