PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Canadá veta a Nadia Murad porque su testimonio sobre cómo el ISIS la esclavizó sexualmente ‘fomenta la islamofobia’

IMPIDEN SU PARTICIPACIÓN EN UN CLIB DE LECTURA PARA ESTUDIANTES
La activista y premio Nobel de la Paz, Nadia Murad. WIKIMEDIA COMMONS La activista y premio Nobel de la Paz, Nadia Murad. WIKIMEDIA COMMONS

La Junta Escolar del distrito de Toronto ha cancelado la participación de Nadia Murad en un evento para estudiantes porque puede «fomentar la islamofobia». La activista y premio Nobel de la Paz en el año 2018 iba a presentar en un club de lectura dirigido a jóvenes de entre 13 y 18 años su libro autobiográfico -‘La última niña: mi historia de cautiverio y mi lucha contra el Estado islámico’- en el que relata su captura y esclavización sexual a manos de terroristas del ISIS.

La organizadora del evento, Tanya Lee, había invitado a la premio Nobel a participar en la actividad hasta que la superintendente de la escuela, Helen Fisher, tomó la decisión de vetar su intervención, según ha relatado Lee a The Globe and Mail.

Para la superintendente, el relato de Murad «promueve la islamofobia» y, pese a que Lee intentó convencerla de su error en censurar el relato de una víctima de una organización terrorista yihadista, canceló el evento. «Le envié una carta y le dije: esto es lo que quiere decir el Estado Islámico. Es una organización terrorista. No tiene nada que ver con los musulmanes comunes. La junta escolar de Toronto debe ser consciente de la diferencia», detalla Lee al diario digital.

Sin embargo, y en respuesta, Fisher contestó con una copia del estatuto de política del consejo, con respecto a la selección de material de «lectura justo, culturalmente relevante y apropiado». 

Nadia Murad no es la única sujeta a censura por parte de la junta escolar. La participación en el club de lectura de la abogada Marie Henein, quien defendió al músico Jian Ghomeshi en 2016 cuando fue acusado de agresión sexual, también fue vetada. “Me dijeron sin rodeos ‘no’ porque [la Sra. Henein] defendió a Jian Ghomeshi y no sabían cómo explicarle esto a las niñas”, cuenta Lee al citado medio.

Este nuevo episodio de censura ideológica en Canadá es el segundo que salta a la esfera internacional después de que en 2019 una asociación de escuelas canadienses de habla francesa decidiese retirar 5.000 libros infantiles de las estanterías de su biblioteca al considerar que «mostraban prejuicios contra los pueblos indígenas». Entonces, uno de esos colegios llegó incluso a quemar varios títulos como ‘Tintín en América’, ‘Astérix en América’, tres álbumes de Lucky Luke, e incluso otras novelas y enciclopedias, durante una ceremonia para pedir perdón a los indígenas.

Deja una respuesta