Pedro Castillo falsea el portal de Transparencia para ocultar sus reuniones con grupos vinculados a la subversión comunista

Ha asignado cargos importantes a personajes del Movadef
Pedro Castillo en su despacho presidencial. Twitter

De acuerdo con una denuncia de Perú21, el comunista Pedro Castillo continúa reuniéndose con personas cuestionadas sin que aparezcan en el portal de Transparencia del Estado peruano.

Castillo se reúne en Palacio de Gobierno -sede del Ejecutivo- con personajes ligados al Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef) -grupo vinculado con la organización terrorista Partido Comunista del Perú-Sendero Luminoso (PCP-SL)-, pero las reuniones no aparecen registradas a su nombre, sino con el de un funcionario de segundo nivel.

“La noche del martes 11 de enero una extraña reunión se realizó en la sede del Ejecutivo. Los asistentes a tan inesperado cónclave ingresaron a la casa de Pizarro alrededor de las 7:30 de la noche –como quedó registrado en el portal de Transparencia– para una “reunión de trabajo” “particular” con el subsecretario general de la presidencia”, se lee en la investigación periodística.

“Sin embargo, pese a que se trató de ocultar su real representación, Perú21 constató que Mery Coila Ramírez –exsecretaria de organización del Movadef, organismo de fachada de Sendero Luminoso– ingresó a las 7:29 p.m. y se retiró a las 10:30 p.m. de Palacio. Según la base de datos, el empleado visitado fue el subsecretario Beder Camacho Gadea. Pero, lo realmente alarmante es que la reunión fue con el presidente Pedro Castillo. Bajo la misma modalidad también concurrieron ocho personajes más, algunos de ellos de la Fenatep, el sindicato que antes se llamaba Conare-Sute”, asevera.

Según Perú21, esta modalidad de “agenda paralela” sería para tapar los verdaderos temas que discute el comunista Castillo con sus principales aliados, a quienes esconde del escrutinio de la prensa a través del portal de Transparencia.

Uno de los grupos con los que se reúne Castillo es el “Frente Nacional por la Democracia y Gobernabilidad”, un conglomerado de sindicatos y personajes de la izquierda radical peruana que sirven como fuerza de choque en las protestas callejeras contra la oposición en el Congreso.

Reuniones con el director de Inteligencia

Por otro lado, el director de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI), José Luis Fernández Latorre, también entra como “particular” a Palacio de Gobierno.

Fernández Latorre es cuestionado desde su nombramiento en setiembre de 2021 por sus antecedentes, que incluyen una sentencia de reclusión militar por abuso de autoridad -por agredir a un alumno de la policía, causándole una lesión en el oído izquierdo-, una investigación por presunto cobro de cupos a transportistas y haber ingresado a una comisaría en estado etílico.

El director de la DINI, que encabeza el sistema compuesto por las direcciones de inteligencia de los ministerios del Interior, Defensa, Relaciones Exteriores y de las instituciones armadas, reporta todos los días con el presidente de la República y es natural de la provincia de Chota (Cajamarca, región de la sierra norte peruana), de donde también proviene Pedro Castillo.

Prefectos comunistas para manipular elecciones

Recientemente, la prensa peruana y la oposición alertaron que Pedro Castillo viene repartiendo entre sus socios y simpatizantes puestos clave del Estado peruano, como la designación como prefectos regionales -funcionarios que representan al Ejecutivo en sus respectivas jurisdicciones- de trece integrantes de la Federación Nacional de Trabajadores en la Educación del Perú (Fenatep), grupo sindical derivado del Comité Nacional de Reorientación y Reconstitución del Sutep (Conare-Sutep), ala considerada como la más radical del magisterio y grupo vinculado al Movadef.

Según el congresista Roberto Chiabra, integrante de la Comisión de Defensa del Congreso peruano, los nombramientos de prefectos afines al sindicato de Castillo son para tender una “red de ojos y oídos” para señalar personas que no son afectas al gobierno comunista e iniciarles una campaña de desprestigio, clave en este 2022, año en el que se realizarán elecciones para alcaldes y gobernadores.

“Estos prefectos y subprefectos, junto a los ronderos, tendrán como tarea, a nivel nacional, continuar con la campaña de la Asamblea Constituyente y el cambio de la Constitución y lograr su objetivo de quedarse en el poder”, dijo.

Para José Luis Gil, exagente del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) -división de la policía que capturó al cabecilla terrorista Abimael Guzmán, líder de Sendero Luminoso-, el copamiento de las prefecturas por gente vinculada al Movadef tiene como objetivo manipular las elecciones que se celebrarán en octubre.

“Si creen que Pedro Castillo está llenando las prefecturas de gente del Movadef a nivel nacional solo por ‘puestismo’, se equivocan. Se preparan para manipular elecciones municipales y regionales el 2022. Nos siguen cocinando a fuego lento…ingenuos, ilusos”, tuiteó.

Deja una respuesta