«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Algunos integrantes ya han mostrado su apoyo a Fico Gutiérrez

Centro Democrático convoca una consulta para que sus militantes elijan la posición del partido de cara a las presidenciales

Cónclave de Centro Democrático. Twitter

El Centro Democrático ha convocado una consulta entre sus 600.000 militantes para elegir a qué candidato apoyar en las presidenciales de Colombia del próximo 29 de mayo.

A pesar del apoyo de algunos de los integrantes de la formación a Fico Gutiérrez, candidato de ‘Equipo por Colombia’, la decisión final saldrá de la consulta a los militantes.

Uno de los que apoya a Fico Gutiérrez es el que era candidato presidencial del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, que el pasado lunes anunció su renuncia a presentarse a los comicios. «En vista de los resultados electorales [en las legislativas] y la necesidad de unidad por el bien de Colombia he tomado la decisión personal de renunciar a la candidatura presidencial (…) para acompañar la aspiración de Federico Gutiérrez», apuntó. Así, afirmó que lo hacía «sin cálculos políticos, ni burocráticos, sin esperar nada a cambio y con sincero entusiasmo», y llamó a la unidad «preservar la democracia y la libertad».

En el cónclave de la dirección del partido, en la que se ha señalado que Centro Democrático será nuevamente un partido que genere «propuestas disruptivas en seguridad, crecimiento económico y política social», el presidente, Álvaro Uribe, se ha responsabilizado de los malos resultados conseguidos en las legislativas del domingo. «No es un día de fiesta, no estamos en bonanza», ha dicho.

Y ha denunciado la incitación a la violencia del candidato de la coalición narcocomunista ‘Pacto Histórico’, Gustavo Petro, antiguo miembro del grupo terrorista M-19, guerrilla colombiana apadrinada por el tirano Fidel Castro a la que se le atribuyen cientos de crímenes, robos, secuestros, asesinatos y el asalto al Palacio de Justicia de Bogotá.

«Petro es la negación de las oportunidades, Chávez siempre creyó que con el reparto y las nacionalizaciones no pasaba nada y lo que hizo fue dejar ese país [Venezuela] sin empresas, sin empleo y sin oportunidades», ha recalcado, antes de insistir en que Colombia no necesita las recetas económicas de Petro: «Esta no puede ser la economía del odio de clases de Petro, (…), sino la economía fraterna».

.
Fondo newsletter