'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
PIERDE 11 PROCURADORES EN CASTILLA Y LEÓN

Ciudadanos continúa desangrándose y pasa a la absoluta irrelevancia también en Castilla y León

El candidato de Ciudadanos a la presidencia de Castilla y León, Francisco Igea. Europa Press

Las elecciones de este domingo en Castilla y León han dejado claro que la sangría de votos continúa en Ciudadanos y que su candidato, Francisco Igea, pese a que ha conseguido renovar su escaño por Valladolid, no ha logrado poner un torniquete en la herida que se abrió en el partido tras las generales de noviembre de 2019. Con el 98,53% del voto escrutado, la formación naranja consigue una exigua representación y pasa a la irrelevancia, sin grupo parlamentario.

En todas las elecciones generales desde diciembre de 2015, el porcentaje de voto de Ciudadanos en Castilla y León fue superior al de la media nacional. Este domingo, se han quedado en un 4,50%. En comparación con las autonómicas de mayo de 2019, tras las que formaron Gobierno con el PP de Alfonso Fernández Mañueco, han perdido 11 escaños, 152.000 votos y 10,44 puntos porcentuales de apoyo.

Si en mayo de 2021 la formación liderada por Inés Arrimadas pasó del Gobierno de la Comunidad de Madrid a quedar fuera de la Asamblea madrileña, en esta ocasión Igea, vicepresidente de la Junta hasta el pasado mes de diciembre, sí ha conseguido que la marca naranja se mantenga en el Parlamento, pero ya no será decisiva.

El partido ha sumado el 4,50% de los votos, por encima del 3,57% que recabó en las madrileñas, y un punto menos que en las catalanas de hace justo un año.

Tras ahondar en su caída libre en Castilla y León, la formación naranja tendrá que afrontar la próxima cita con las urnas, en principio las autonómicas en Andalucía, comunidad en la que los naranjas gobiernan en coalición con el PP desde diciembre de 2018.

Noticias de España

.
Fondo newsletter