Comienza la persecución izquierdista en Bolivia: la Fiscalía ordena la detención de dos ministros de Áñez

ARTURO MURILLO Y FERNANDO LÓPEZ

La Fiscalía de Bolivia ha ordenado la detención de los exministros de Gobierno y de Defensa, Arturo Murillo y Fernando López, en el inicio de la persecución izquierdista contra los miembros del anterior Gobierno.

El Ministerio Público ha alegado la presunta irregularidad en la compra de agentes químicos para las fuerzas de seguridad, en el conocido como el ‘caso gases lacrimógenos’ y ha dicho que existen en ambos casos, “elementos de convicción suficientes” sobre la comisión de delitos, así como riesgo de fuga o de obstrucción de las investigaciones.

“Comenzó la cacería. No voy a ser trofeo de narcotraficantes, ni de pedófilos o delincuentes (…) pueden estar seguros de eso”, ha señalado Murillo al diario El Deber.

Murillo, al mismo tiempo, ha manifestado que “esa es la democracia del MAS, utilizar a la justicia para librar de culpa a quienes le hicieron fraude al país y estaban escondidos en embajadas, defender a Evo Morales, liberar narcos como la reina del Norte y perseguir a quienes defendimos la democracia”. “Es una pena”, ha apostillado.

La Fiscalía ya había solicitado previamente que se impidiese la salida del país de los dos exministros, miembros del gabinete de la anterior presidenta del país, Jeanine Áñez. Ahora ha dado un paso más menos de dos semanas después de que el socialista Luis Arce tomara posesión de su cargo como presidente.

Las investigaciones sobre Murillo y López parten de una denuncia presentada en junio por miembros del Movimiento al Socialismo (MAS), el partido del tirano Evo Morales.

Deja una respuesta