PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Egipto amenaza a Europa con ‘grandes oleadas de inmigración ilegal’

De cumplirse la amenaza, afectaría a GRECIA Y ESPAÑA
Mohamed Abdel Aty, ministro egipcio de Recursos Hídricos y Riego de Egipto.

Mohamed Abdel Aty, ministro egipcio de Recursos Hídricos y Riego, amenazaba el pasado 2 de julio con “grandes oleadas de inmigración ilegal a Europa” en el caso de que Etiopía insistiese en el asunto del llenado de La Gran Presa del Renacimiento.

En el marco de una conferencia organizada por el ministerio Federal de Medio Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania, Abdel Aty, manifestó que su país es uno de los más secos del mundo, situación que podría verse agravada si Etiopía continúa insistiendo en llenar la Presa del Renacimiento. Además, apuntó a que la falta de agua en Egipto podría motivar que decenas de miles de jóvenes optasen por realizar viajes ilegales a Europa.

El ministro egipcio, explicó que “cualquier déficit de recursos hídricos causaría grandes daños”, pues la escasez de mil millones de metros cúbicos de agua afectaría a más de doscientas mil familias que viven de la agricultura, lo que conllevaría a que aproximadamente un millón de ciudadanos egipcios podrían ser directamente damnificados. Asimismo, manifestó que al menos 40 millones de personas están directa o indirectamente vinculadas al sector agrícola de Egipto, por lo que “cualquier déficit de recursos hídricos tendría consecuencias muy negativas para una gran proporción de la población”. Según Mohamed Abdel Aty, “la perdida de oportunidades de trabajo crearía una situación de inestabilidad social que provocaría grandes oleadas de inmigración ilegal a países europeos o la integración de jóvenes egipcios a grupos terroristas”.

El Gobierno de Egipto ha demandado durante el encuentro la firma de un acuerdo legal, justo y vinculante para el llenado y explotación de La Gran Presa del Renacimiento, de forma que pueda garantizarse que la cuota de las aguas del Nilo para El Cairo, que asciende a 55.000 millones de metros cúbicos anuales, no se vea en ningún momento afectada por las demandas de Etiopía.

Por otro lado y según recogía Reuters hace una semana, El Cairo ha intensificado sus gestiones diplomáticas para aclarar su posición acerca de la Presa del Renacimiento. En vísperas de una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para debatir esta cuestión, el ministro de Asuntos Exteriores, Sameh Shoukry, se reunió el pasado 6 de julio con el Representante Permanente de Francia ante las Naciones Unidas, Nicolas de Rivière, en un intento de dilucidar la posición de Egipto ante las pretensiones de Etiopía con respecto al GERD (Grand Ethiopian Renaissance Dam).

De Rivière ya advirtió el pasado 1 de julio, que lo único que puede hacer el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas es invitar a Egipto y a Etiopía a volver a la mesa de negociaciones, ya que según declaraciones de el Representante Permanente de Francia ante las Naciones Unida, “el consejo no tiene la experiencia para determinar la cantidad de agua que debe tener cada país, este asunto está fuera del alcance y capacidad del Consejo de Seguridad”.

Una semana después, durante un encuentro liderado por el enviado especial de la ONU para el Cuerno de África, Parfait Onanga-Anyanga, los miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas respaldaron los esfuerzos dirigidos por la Unión Africana (UA) para mediar una solución a la crisis entre Egipto, Etiopía y Sudán. Los observadores de la UA avalan las presiones de Egipto y ven legítimas sus advertencias a Europa relativas a una oleada de inmigración ilegal desde tierras egipcias.

A pesar de los citados esfuerzos, hasta la fecha las partes continúan sin acordar un marco para su compromiso de resolver los problemas pendientes, que incluyen un mecanismo de resolución de disputas, así como la gestión de la presa durante una sequía prolongada. “Las Naciones Unidas siguen estando disponibles para promover una solución en la que todos ganen apoyando a los Estados Miembros en la resolución de este tema complejo, donde la voluntad política, el compromiso y la buena vecindad son esenciales”, afirmó, Parfait Onanga-Anyanga, durante la reunión del pasado 8 de julio en Nueva York.

Según fuentes de FRONTEX consultadas por La Gaceta de la Iberosfera, actualmente no ven un inminente riesgo en relación a las amenazas vertidas por el Gobierno de Egipto. Señalan la existencia de un inminente acuerdo entre autoridades italianas y egipcias, de forma que todos aquellos inmigrantes ilegales llegados a Italia que no precisen protección internacional, puedan ser deportados con una mayor inmediatez. Sin embargo, este tipo de acuerdos bilaterales no existen en países como Grecia o España, lo que, de cumplirse las amenazas de Mohamed Abdel Aty, podría derivar el problema a ambos países a través de las rutas migratorias del Mar Egeo y la ruta existente entre Argelia, Almería y zona de Levante, lugares a los que ya este año han llegado inmigrantes ilegales de origen egipcio según fuentes de las FCSE.

Por último, la Unión Europea ya se comprometió a proporcionar cinco millones de euros para ayudar a los refugiados y solicitantes de asilo más vulnerables en Egipto. Los fondos humanitarios de la UE se centran en tres sectores principales: necesidades básicas, educación en situaciones de emergencia y protección. La UE también proporcionará un millón de euros adicional para fortalecer la respuesta COVID-19, con lo que la financiación total asciende a 6 millones de euros. Los antecedentes podría situarnos ante una cuestión no solo hídrica, sino también económica, que pase por la petición de una mayor cantidad de recursos a cambio de la ya conocida excusa del control de flujos migratorios toda vez detonado el problema de la inmigración ilegal.

Deja una respuesta