PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La amenaza yihadista crece en España: detenido un joven marroquí en Granada acusado de enaltecimiento del terrorismo

desde el año 2015 el número de detenidos ha aumentado notablemente
Momento de la detención del joven marroquí por la Policía.

Un joven de 20 años, de nacionalidad marroquí, fue detenido el pasado 25 de junio por la Policía Nacional de Granada como presunto autor de delitos de amenazas y enaltecimiento del terrorismo tras comprobar el contenido de los textos, imágenes y vídeos que publicaba en las redes sociales, donde, además, amenazaba de muerte al presidente de Francia, Enmmanuel Macron y a la ciudadanía francesa, adoctrinando e incitando a sus seguidores para que cometiesen actos terroristas en el país.

En dicha operación, que ha contado con el apoyo de la Europol, fueron detenidas otras tres personas que presentaban un perfil muy radicalizado, según informan fuentes policiales.

El modus operandi de los detenidos, según han informado desde las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE), se llevaba a cabo a través de programas de mensajería instantánea y gestores de redes sociales donde desarrollaban una actividad constante al respecto en diferentes cuentas. Perfiles que registraban casi 19.000 seguidores con el único fin de mantener una intensa apología expresa del terrorismo yihadista. Además, a través de estas cuentas realizaban graves y violentas amenazas al presidente de la república francesa y a los ciudadanos franceses en general. Un mensaje con el que direccionaba a los más jóvenes, para los que se creaba un contenido adaptado y sectorial exclusivamente para este rango de edad.

La detención de estas tres personas se produjo el pasado mes de abril en Granada. Además, tras comisar diversa documentación, así como varios dispositivos electrónicos de su propiedad, se ha identificado a un cuarto individuo, que también ha sido localizado y detenido en Granada.

El presunto autor tenía vigente una Orden de Detención y Personación por un Juzgado de Instrucción de Granada debido un presunto delito de robo con violencia e intimidación que tuvo lugar anteriormente, además de contar con varios antecedentes policiales.

La investigación recoge que el detenido había participado junto a los otros tres individuos en las actividades de apología del terrorismo islamista y en la difusión de amenazas de extrema gravedad contra los intereses de Francia a través de las redes sociales.

En la operación han colaborado agentes de la Comisaría General de Información y de las Brigadas Provinciales de San Sebastián y Granada, coordinados por la Fiscalía de la Audiencia Nacional y bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción número cinco.

Según ha podido confirmar La Gaceta de la Iberosfera a través de fuentes policiales, al menos uno de los detenidos accedió a España a través de las rutas migratorias que existen sobre las costas de Granada. También se ha podido constatar que la Audiencia Nacional mantiene en prisión actualmente a dos de los tres arrestados el pasado 27 de abril. En estos momentos el caso se encuentra bajo secreto de sumario, pero sí se ha podido verificar que uno de los jóvenes quedó en libertad con cargos tras la presentación de un recurso. Los agentes continúan analizando todo el contenido volcado en móviles, tablets y ordenadores intervenidos. A raíz de este análisis ha podido practicarse la detención de este último joven marroquí.

El aumento de la amenaza yihadista en España

La detención que se ha llevado a cabo en Granada es solo una pequeña parte de las relaciones que existen entre el yihadismo y la operatividad de dicha amenaza sobre nuestro país. Es una amenaza evidente y, a pesar de que la percepción generalizada pueda ser que se trata de un asunto que ha ido a menos después de la desaparición del ‘califato’ del grupo Estado Islámico en Irak y Siria, la realidad es bastante diferente y las últimas detenciones que se han producido en España son un buen reflejo de ello.

Sin ir más lejos, desde el año 2015, el número de detenidos ha ido aumentando notablemente. En los últimos 6 años, se han detenido un total de 369 terroristas relacionados directamente con el yihadismo en España, que representan el 80% del total de detenidos de los últimos 11 años.

Operaciones y detenidos relacionados con el terrorismo yihadista 2010-2020. Fuente: Ministerio del Interior

Los datos no solo evidencian una amenaza en aumento, también dejan entrever la importante labor de lucha contraterrorista por parte de las FCSE. En lo que llevamos de año, el total de operaciones desarrolladas han sido de 14, con un total de 25 detenidos.

Tomando referencias como el aumento de operaciones/detenidos –año 2012- y teniendo en cuenta las cifras actualizadas a día 28 de junio de 2021, en nuestro país han tenido lugar un total de 243 operaciones que se saldan con más de 400 detenidos, de las cuales, la mayor parte se han desarrollado entre Cataluña y la Comunidad de Madrid, un 45% del total de operaciones y un 46% de las detenciones practicadas a nivel nacional.

Yihadismo e inmigración ilegal: una realidad cada vez más manifiesta

El pasado mes de enero fueron detenidos en Barcelona tres yihadistas, dos libios y un marroquí que habían viajado hasta la ciudad condal con intenciones de preparar unos atentados de forma inminente. Acorde a lo revelado por fuentes de la investigación, los tres presuntos terroristas accedieron a España a través de la ruta Argelia – Almería. Utilizaron la vía de la inmigración ilegal para llegar a España sin ser detectados. Lo hicieron en una embarcación desde suelo argelino evadiendo todo tipo de controles en los puertos de origen.

Yihadistas detenidos en Barcelona

Si nos remontamos a octubre del año pasado, dos yihadistas alineados con Al Qaeda -y de nacionalidad marroquí- fueron detenidos en Melilla y Mogán (Gran Canaria). Fuentes de las FCSE revelaron que los detenidos eran seguidores de la corriente Takfir, la misma de la célula que atentó en Cataluña en 2017. De los dos terroristas detenidos, el de Mogán llegó a las Islas Canarias a través de las rutas de la inmigración ilegal provenientes de la zona de El Aaiún.

 Yihadista detenido en Mogán (Canarias)

En este punto, no podemos obviar la detención Adel Abdel Bari. De origen británico, Bari estuvo combatiendo en Siria con el Estado Islámico. Era uno de los Foreign Terrorist Fighters-FTF de DAESH más buscados de Europa. Se ocultaba en Almería y, según revelaron las investigaciones, accedió a la provincia andaluza a través de la ruta argelina, en una embarcación rápida procedente de la zona de Orán.

Detención de Abdel Bari y sus aliados en Almería

Los mencionados ejemplos son solo un apunte sobre casos recientes en España. Cada vez es más habitual la presencia de este tipo de perfiles altamente radicalizados en las rutas de la inmigración ilegal. Suelen aprovechar momentos de vulnerabilidad en materia de seguridad en los que las condiciones marítimas permiten el ‘modus operandi’ de las mafias. En el Mediterráneo Central aprovechan la presencia de las ONG para tratar de acceder a Europa a través de sus trayectos.

Esta realidad ya ha sido denunciada desde las FCSE, que solicitan constantemente al Ministerio del Interior una mayor atención a las actuales rutas de la inmigración ilegal y medidas que ayuden a relajar la alta presión migratoria aprovechada por estos terroristas para acceder a Europa.

Deja una respuesta